En diciembre de 2018, el mercado de turismos en la UE disminuyó por cuarto mes consecutivo, cuando los registros cayeron un 8,4%, continuando la tendencia a la baja que comenzó con la introducción de WLTP en septiembre. Con la excepción de Italia (+2%), los principales mercados de la UE vieron caer la demanda durante el último mes del año.

En general, las matriculaciones de automóviles en la UE se mantuvieron más o menos estables en 2018 respecto al año anterior. Debido a la caída de la demanda durante los últimos cuatro meses de 2018, el crecimiento anual fue del 0,1%. A pesar de este modesto aumento, Acea destaca que todavía se cumple el quinto año consecutivo de crecimiento, con casi 15,2 millones de automóviles registrados en toda la Unión Europea.

La demanda se mantuvo principalmente a los países de Europa Central, donde las nuevas matriculaciones de automóviles crecieron un 8% en 2018. Los resultados fueron diversos entre los cinco principales mercados de la UE, con España (+7%) y Francia (+3%) a la cabeza, mientras que los registros cayeron ligeramente en Alemania (-0,2%). Destaca la contracción de la demanda en Italia (-3,1%) y el Reino Unido (-6,8%) el año pasado.