El comportamiento del Índice Crédito y Caución de Incumplimiento en el tercer trimestre confirma el empeoramiento de los niveles medios de impago soportados por las empresas españolas, “que cerrará 2016 con un crecimiento suave pero claro”, destaca la aseguradora de crédito en su último informe, que muestra un porcentaje negativo del 29% respecto al mismo periodo del año anterior.

El Índice de Incumplimiento señala el signo y la intensidad de la evolución de los impagos que sufre el tejido empresarial ante la evolución del entorno económico. “El estallido inicial de la crisis provocó en 2008 una ola de impagos que multiplicó por tres los niveles soportados por el tejido empresarial. En 2009 y 2010, el índice mejoró su comportamiento, fruto de la selección de clientes que abordó el tejido empresarial, pero la larga duración de la crisis provocó un nuevo diente de sierra de 2011 a 2012”.

La evolución más reciente del indicador muestra síntomas de agotamiento del último ciclo de mejora de los niveles de impago. En el segundo trimestre de 2016, y por primera vez en 13 trimestres, los niveles medios de impago soportados por la empresa española mostraron un cambio de signo que, según el informe de Crédito y Caución, ha quedado confirmado de forma clara en el tercer trimestre.

Los niveles de impago plantean muchas dificultades para la actividad comercial”, recoge el documento. “Pese a la recuperación del mercado doméstico, la actividad de nuestras empresas afronta un entorno global marcado por el problema de crecimiento de los mercados de nuestro entorno, el claro empeoramiento de los emergentes o el retroceso del comercio internacional”. Se trata, de acuerdo a la aseguradora, “de un nuevo entorno, más complejo, donde el aseguramiento de las operaciones comerciales es una alternativa estratégica para las empresas”.