Cuando Acierto.com habla de coches “peores”, se refiere a automóviles más antiguos, menos potentes y de gama medio-baja. Las cifras del comparador de seguros indican que el número de solteros que conducen uno que ya ha cumplido los 15 años es un 20,5% superior que el de sus homólogos casados. Estos últimos conducen coches nuevos en un 10,3% más de los casos.

En opinión de muchas entidades de seguros, esto les transforma en clientes con más riesgo pues, para comenzar, la edad media de los coches implicados en accidentes es de doce años. Los vehículos antiguos también tienden a averiarse más y, por lo tanto, a usar más el servicio de asistencia en carretera, por no hablar del riesgo que supone en los casos de siniestros con daños personales (cuentan con menos sistemas de seguridad).

El número de solteros que conducen un coche que ya ha cumplido los 15 años es un 20,5% superior que el de sus homólogos casados

Además, sólo el 12% de los conductores solteros tienen coches de gama alta -de firmas como Audi, Mercedes, BMW y similares- frente al 24% de los casados. La diferencia es todavía mayor en el caso del sector del súper lujo, donde el número de casados que disfrutan de un vehículo de estas características -tipo Ferrari, Porshe- triplica al de solteros. Asimismo, se decantan por motores más potentes. Todo esto se traduce en una póliza a terceros y a todo riesgo un 34% más cara, mientras que los seguros a todo riesgo sin franquicia suponen un 43% más.

A pesar de las estadísticas, no obstante, o son los que más siniestros sufren: según la encuesta de Acierto.com sólo el 16% ha presentado un parte de accidente en los últimos años, frente al 20% de los casados.