Este análisis, elaborado por coches.net y Faconauto, ha contado con una muestra de 4.000 usuarios y se ha llevado a cabo durante el pasado mes de septiembre. Frente al 75% del año anterior, el 88% de los compradores encuestados está interesado en un coche usado, de los cuales el 69% se decanta finalmente por adquirir un vehículo de este tipo.

El estudio muestra también que más de la mitad de los usuarios busca entre vehículos de ocasión de menos de 5 años y finalmente el 24% compra un usado joven. Así, la compra efectiva de vehículos de ocasión de entre uno y cinco años aumenta un 9% con respecto al año anterior y se sitúa en un 23% frente al 14% de 2017.

El 50% de los compradores que visita un concesionario pensando en adquirir un coche nuevo estaría dispuesto a cambiar de idea para comprar un usado de menos de cinco años

Entre los motivos para cambiar de opinión y comprar un usado destaca la posibilidad de hacerse con uno de gama superior por el mismo precio (44%), si permite un ahorro comprando un modelo superior (26%) o si ese ahorro es para comprar un modelo de categoría y equipamiento similar (22%).

Atendiendo a los criterios que tienen en cuenta los usuarios a la hora de comprar un usado ‘joven’, los más valorados son el precio en primer lugar, muy seguido de los elementos de seguridad y el equipamiento, quedando el futuro valor de venta como el cuarto factor.

Con respecto a las búsquedas del VO joven, se extrae que la principal herramienta durante 2018 ha sido Internet con un 84%, frente al 69% de 2017, seguida del taller o concesionario de confianza (8%). En cuanto a las opciones que eligen los conductores a la hora de concretar la compra de un usado ‘joven’, la primera en 2018 ha sido la compra-venta en un 37% de los casos, seguida del concesionario oficial en un 33% y, a mucha distancia, los particulares (18%).

Finalmente, la antigüedad del vehículo es un factor clave para los entrevistados a la hora de plantearse comprar un vehículo de ocasión. En este sentido, un 42% elegiría un coche usado si fuese de entre uno y tres años, frente al 32% del año anterior. Y un 37% sólo accedería si fuera un vehículo de kilómetro 0, cayendo este porcentaje con respecto a 2017 (56%).