Liqui Moly se ha convertido en socio exclusivo de lubricantes para los dos especialistas americanos del tuneado, APR y Dinan. Ambas empresas no sólo utilizan aceites, sino también aditivos y otros productos químicos para automoción de la marca alemana.

El foco de la actividad de APR se centra en los modelos del Grupo Volkswagen, ofreciendo desde neumáticos y frenos, sin olvidar sistemas de escape, hasta turbocompresores o la reprogramación de centralitas, para aquellos que quieren sacar más de su coche de serie. APR dispone de una red de aproximadamente 600 concesionarios en los cinco continentes. Dinan, por su parte, se ha especializado en modelos BMW y ofrece una gama similar.

APR liqui moly 2

En Estados Unidos, APR y Dinan tienen presencia en muchos encuentros regionales y locales de preparadores de automóviles, en los que les llamó la atención la presencia de Liqui Moly. "Estos encuentros tienen el doble de importancia para nosotros", explica Sebastian Zelger, director de Liqui Moly USA. "En primer lugar, nuestros aceites y aditivos son los preferidos cuando se trata de sacar el mayor rendimiento a los motores. Y en segundo lugar, a estos estos encuentros no solo acuden quienes compran nuestros productos, también se recomienda en círculos de amistades qué aceites y aditivos se deben comprar”.

Además, las tres empresas se han especializado en modelos procedentes de Alemania. "A los fabricantes de automóviles de allí ya no les basta un aceite con especificación API, han elaborado unas muy exigentes especificaciones propias para el aceite", señala Zelger. Liqui Moly dispone de esos aceites y con las homologaciones oficiales de Volkswagen y BMW.

La mayoría de los concesionarios ya conocían Liqui Moly y estaban comercializando sus productos hacía tiempo. La compañía confía en aumentar notablemente sus ventas mediante esta cooperación. Según Sebastian Zelger, "la colaboración con APR y Dinan es un paso muy importante para nosotros, tanto en Estados Unidos como en el plano internacional".