El futuro de la conectividad inteligente conductor-coche es uno de los temas clave que BMW Group afronta en el Mobile World Congress 2017 en Barcelona, que tendrá lugar del 27 de febrero al 2 de marzo. Los próximos años verán la llegada de servicios digitales asociados al propio vehículo, que se transforma en un dispositivo inteligente, en el caso de la marca, gracias al servicio BMW Connected, que mantiene a sus clientes en contacto y a tiempo mediante múltiples puntos de contacto, como un Smartphone, smartwatch y asistente por voz.

La base del servicio es la Open Mobility Cloud, creada con Microsoft Azure, que procesa datos de múltiples fuentes y presenta al usuario la información que necesita en el momento adecuado. Después de probarlo en Europa, Estados Unidos, China y otros mercados clave, el asistente de movilidad personal BMW Connected está ahora disponible en 29 países. Los dispositivos que pueden vincularse al vehículo utilizando BMW Connected actualmente incluyen smartphones (iOS o Android), dispositivos inteligentes como el Apple Watch y Samsung Gear (S2 y S3), así como el Amazon Echo.

Asimismo, la personalización y la comodidad aumentarán con la llegada de un nuevo servicio que se probará en el Reino Unido a mediados de este año. En el futuro, éste permitirá a BMW Connected avisar al usuario cuando su BMW necesita mantenimiento, así como ofrecer una selección de citas en su concesionario vía BMW Connected y se añadirán automáticamente a la agencia de movilidad del usuario.

También en el Mobile World Congress 2017, BMW Group presentará el aparcamiento controlado por gestos, una evolución técnica del sistema de aparcamiento por control remoto. En una demostración, un BMW i3 maniobrará por sí mismo entrando y saliendo de un espacio de aparcamiento, con el proceso iniciado por el conductor desde fuera del vehículo con un simple movimiento de la mano.