BMW Group, como fabricante de referencia en la conexión entre conductor, vehículo y entorno, está mejorando la seguridad en la transmisión de datos de sus automóviles, dando respuesta a los informes emitidos por la Asociación Alemana de Automóviles (ADAC).

 

Recordemos que esta asociación de automóviles ha identificado una posible brecha de seguridad en la transmisión de información, que BMW Group ya ha eliminado gracias a una nueva configuración.

De hecho, BMW, por ser uno de las firmas más destacadas en el mercado en los sistemas de conexión de vehículos, ha sido sometida a una revisión estratégica por los expertos de ADAC, análisis que reveló una posible brecha de seguridad que afectaría al canal de transmisión de información a través de la conexión del teléfono móvil.

Sin embargo, el hardware de BMW no se ha visto afectado, pues el potencial online del sistema BMW ConnectedDrive permitió solventar de manera rápida y segura este 'gap' en todos los vehículos. Asimismo, el acceso a las funciones relevantes para la conducción no se vio afectado en ningún momento y no fue necesario hacer que los vehículos pasaran por el taller.

La actualización se lleva a cabo de manera automática tan pronto como el vehículo se conecta al servidor de BMW Group o el conductor activa la configuración del servicio de manera manual. Seguidamente, el servicio online de BMW Group ConnectedDrive comunica con la configuración a través del protocolo HTTPS (Hyper Text Transfer Protocol Secure) que ha sido usado previamente para el servicio BMW Internet u otras funciones.

Los paquetes BMW ConnectedDrive que se usan en los vehículos emplean los mismos sistemas de encriptado que, en la mayoría de los casos también usa la banca electrónica. Por un lado, los datos están cifrados con el protocolo HTTPS y, por otro, el vehículo verifica la identidad del servidor de BMW Group antes de que la información se transmita a la red del teléfono móvil.