Bosch dará a conocer en su stand del CES 2017 de Las Vegas, del 5 al 8 de enero, cómo la conectividad está convirtiendo las cosas en socios, compañeros y asistentes. El proveedor global de tecnología y servicios presentará en la feria sobre electrónica de consumo más importante del mundo sus innovadoras soluciones en los siguientes campos: smart home, smart city, movilidad conectada, Industria 4.0 y tecnología de sensores.

En el ámbito de la movilidad conectada, Bosch mostrará en el CES 2017 un nuevo 'concept car', con la visión particular de la compañía. Con la ayuda de la comunicación personalizada entre vehículo y conductor, el cada vez más alto rendimiento de los sistemas y la progresiva incorporación de servicios integrales incrementará la seguridad en el futuro. Además, la conducción automatizada hará que, pronto, los conductores dispongan de más tiempo para dedicarse a otras tareas mientras están en el coche.

En el nuevo 'concept car', Bosch presenta una amplia gama de innovaciones:

  • Reconocimiento de rostros y personalización inteligente. La Driver Monitor Camera permitirá un rápido reconocimiento facial y una personalización desde el momento en que el conductor entra en el coche.
  • Retroalimentación háptica con neoSense. Gracias a la pantalla táctil con retroalimentación háptica, los botones que aparecen en la pantalla táctil se perciben al tacto como botones reales. En muchos casos, esto hace posible operar el sistema de infoentretenimiento sin necesidad de mirar la pantalla.
  • Pantalla nítida gracias a la tecnología OLED. En el concept car se han integrado en el habitáculo del coche, por primera vez, las pantallas OLED (diodos emisores de luz orgánicos).
  • Retrovisores exteriores digitales. El sistema “mirror cam” es una solución basada en cámaras que sustituyen a los dos retrovisores exteriores. Los sensores de vídeo se pueden integrar en el interior del vehículo y las imágenes captadas se muestran en pantallas cerca de los pilares A en los lados derecho e izquierdo del vehículo. Además, la tecnología digital permite una visualización específica del entorno.
  • Comunicación entre el coche y el conductor. Para pasar el control de la conducción al vehículo, el conductor deberá presionar, durante unos segundos, dos botones situados a ambos lados del volante. Durante la conducción automatizada, el HMI muestra al conductor lo que detectan los sensores del vehículo y cuánto tiempo queda hasta que el conductor necesite volver a tomar el control del volante.
  • Comunicación entre el automóvil y el hogar. La aplicación para 'smart home' de Bosch también hace posible que los conductores puedan accionar los toldos de su casa, echar un vistazo a lo que ocurre en la casa o comprobar si hay suficiente comida en el frigorífico. Con sólo tocar un botón, la aplicación puede enviar la lista de compras al servicio de reparto de su supermercado.
  • Comunicación entre el coche y la bicicleta. En el CES, Bosch mostrará un vínculo de comunicación entre el nuevo 'concept car' y una bicicleta, con el que los vehículos pueden intercambiar información sobre su ubicación y dirección de viaje, reduciéndose el riesgo de colisión.
  • Soluciones Integradas de Pago Bosch. Bosch ha desarrollado la solución ePayment, que ofrece nuevos servicios a través del ecosistema IoT, incluyendo una función de pago estandarizada. Para posibilitarlo, se han firmado ya acuerdos con diferentes sistemas de pago, incluyendo PayPal.

Por otro lado, en el CES 2017 Bosch mostrará también cómo funciona el taller conectado en la interacción con los servicios basados en la web y en aplicaciones de realidad aumentada. En el futuro, los conductores y los operadores de los talleres podrán planificar más fácilmente las visitas al taller, lo que mejorará los procesos de trabajo en lo que respecta al servicio.

Igualmente, Bosch exhibirá el Retrofit eCall, un dispositivo adaptador para el servicio de llamada de emergencia eCall. Se puede colocar fácilmente en la toma de mechero del coche y ofrece beneficios tangibles: un sensor de aceleración detecta la colisión y activa una llamada de emergencia. A través de una App para smartphone, se transmiten datos como la ubicación del vehículo, aunque también se analiza la gravedad del impacto y se ponen en marcha automáticamente las medidas correspondientes.