Grupo Volkswagen y Robert Bosch han acordado pagar indemnizaciones a los propietarios de Volkswagen, Audi y Porsche afectados por la manipulación de los motores diesel en Estados Unidos. La propuesta ha sido presentada en el Tribunal del Distrito Norte en San Francisco y debe ser aprobado por el juez Charles R. Breyer, quien tendrá una audiencia el próximo 14 de febrero, informa Automotive News Europe.

Por un lado, Bosch, que se compromete a pagar unos 304 millones de euros, explica que el acuerdo afecta a los vehículos de Volkswagen y Audi con motores de dos litros de los años 2009 a 2015, y a los Volkswagen, Audi y Porsche de tres litros del periodo 2009-2016, aunque la compañía alemana cubrirá los motores de 3.0 litros y 2.0 litros.

Sin embargo, la empresa destaca en un comunicado que “no reconoce los hechos alegados por los demandantes ni tampoco acepta ninguna responsabilidad”. De acuerdo al presidente de Bosch, Volkmar Denner, “tras examinar cuidadosamente todos los aspectos relevantes, hemos decidido en este caso llegar a un acuerdo”.

Por su parte, Volkswagen pagará al menos 1.167,52 millones de euros para arreglar o recomprar unos 80.000 vehículos con motores diésel contaminantes de 3 litros y podría verse obligado a pagar hasta 3.743,46 millones si los reguladores no aprueban reparaciones para todos los vehículos. Según recoge el periódico La Vanguardia, el fabricante ya dijo en diciembre que había acordado la recompra de 20.000 vehículos y que esperaba reparar otros 60.000.

Según el acuerdo, pendiente de aprobar por la justicia, los propietarios de coches de 3 litros que opten por la reparación recibirán una compensación de entre 6.500 y 15.000 euros de Volkswagen si la reparación de las emisiones se aprueba a tiempo, y pagará otros 465 euros si la reparación afecta al rendimiento del vehículo. La empresa también ofrecerá a los propietarios que lo prefieran la recompra de su vehículo, que recibirán el valor del coche más 6.950 euros.