Bridgestone está colaborando con Microsoft para desarrollar un sistema de monitorización que detecta, en tiempo real, daños en los neumáticos. Emplea la infraestructura de la nube de MCVP, junto con los datos recogidos por sensores mediante un hardware ya instalado, y utiliza algoritmos para detectar incidencias que afecten a la superficie y la carcasa del neumático. El conductor puede ser informado inmediatamente del peligro y actuar en consecuencia para remediar esta situación.

Este sistema de monitorización de daños en neumáticos no solo reconoce cuándo se ha producido el daño, sino también dónde. De esta manera, se tiene una visión más amplia de las condiciones y la infraestructura de la carretera, que se pueden utilizar para alertar a los responsables de seguridad vial, señalando la presencia y ubicación de baches y otros peligros. Los futuros vehículos autónomos también podrían beneficiarse del sistema, transmitiendo información sobre contingencias locales a otros que se encuentren en los alrededores, así como del almacenamiento en la nube.

Actualmente, el nuevo sistema de monitorización de daños de Bridgestone está disponible para todas las flotas y fabricantes de equipo original de vehículos que usan MCVP. La colaboración con Microsoft también permite a Bridgestone avanzar en el desarrollo de soluciones para cumplir con las exigencias de socios de flotas y fabricantes de equipo original claves en todo el mundo.

MCVP ofrece una plataforma transversal, consistente, conectada a la nube, en un escenario digital sobre el cual se pueden construir soluciones orientadas al cliente, que incluyen infotainment en el vehículo, navegación avanzada, conducción autónoma, servicios telemáticos y de predicción, y actualizaciones OTA (over the air). Incluye disponibilidad mundial y escala a nivel empresarial como parte del paquete Microsoft Azure.

MCVP ofrecerá a Bridgestone una infraestructura digital que acelerará su oferta de soluciones conectadas de movilidad, proporcionando acceso a una multitud de funciones de la nube de Microsoft Azure, inteligencia artificial y plataformas IoT (Internet de las cosas).