Daimler ha puesto en marcha la construcción de una segunda fábrica de baterías de su filial Accumotive en Kamenz (Alemania). Con una inversión de unos 500 millones de euros, la nueva planta comenzará a funcionar a mediados de 2018 y estará situada en una parcela de 20 hectáreas cerca de la fábrica de Kamenz ya existente. El espacio de producción y logística actual se cuadruplicará con la segunda construcción hasta alcanzar los 80.000 metros cuadrados, informa el portal ZDNet.de.

En Kamenz se fabricarán las futuras baterías de iones de litio para todos los vehículos eléctricos e híbridos de Mercedes-Benz y Smart, así como las baterías de almacenamiento de energía estacionaria de Mercedes-Benz y para sistemas de 48 voltios. “Con el saber hacer de nuestro personal y su motivación, avanzamos hacia una nueva etapa de desarrollo con un centro de competencia mundial en la producción de baterías”, destaca Frank Blome, CEO de Accumotive GmbH & Co. KG.

Según el responsable, “en esta nueva fábrica pensamos de manera integral en términos de movilidad eléctrica y produciremos de manera sostenible”. En este sentido, la nueva planta se construirá como una fábrica sin emisiones de CO2, a través de una planta de cogeneración y un sistema fotovoltaico para la producción de energía. La compañía también incorporará en la fábrica nuevos equipos y tecnología con los estándares más modernos de la Industria 4.0.

“En 2025, nuestro catalogo de coches de pasajeros contendrá más de diez vehículos totalmente eléctricos. En paralelo, impulsamos nuestra ofensiva de híbridos enchufados y la introducción de sistemas de 48 voltios. Las baterías de alta eficiencia son una parte importante de nuestra estrategia, una parte integral de la arquitectura del vehículo”, ha declarado Thomas Weber, miembro del Consejo de Gestión de Daimler para Investigación del Grupo y Desarrollo de Vehículos de Mercedes-Benz. En general, Daimler está invirtiendo alrededor de mil millones de euros en la producción mundial de sistemas de baterías.