Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y Peugeot S.A. (Groupe PSA) han firmado un acuerdo vinculante que facilita la fusión de sus empresas al 50/50 con el fin de consolidarse como cuarto fabricante mundial del sector de la automoción por volumen y el tercero por ingresos. “Con la combinación de fortaleza financiera y capacidad de la entidad fusionada, ésta quedará perfectamente posicionada para ofrecer soluciones de movilidad innovadoras, limpias y sostenibles tanto en entornos de creciente urbanización como en las zonas rurales de todo el mundo”, aseguran ambas compañías en un comunicado.

La empresa fusionada obtendrá unas ventas anuales de 8,7 millones de vehículos, ingresos por un valor aproximado de 170.000 millones de euros, unos resultados de explotación superiores a 11.000 millones de euros y un margen operativo del 6,6%, todo ello resultante sólo de la agregación de los resultados de 2018. “El potente balance general combinado implica una gran flexibilidad financiera y amplia capacidad de maniobra para la ejecución de planes estratégicos e inversión en nuevas tecnologías a lo largo de todo el ciclo”, explican los firmantes.

La entidad fusionada tendrá una presencia global “equilibrada y rentable”, y “una cartera de marcas emblemáticas altamente complementarias” que abarcan desde turismos de lujo, premium y generalistas, hasta SUV, camionetas y vehículos comerciales ligeros. El 46% de los ingresos provendrá de Europa y el 43% de Norteamérica, según los datos agregados de cada empresa en 2018. La combinación ofrecerá a la nueva empresa la oportunidad de remodelar la estrategia en otras regiones.

La fusión generará unos ingresos anualizados aproximados de 3.700 millones de euros en sinergias sin necesidad del cierre de plantas como consecuencia de la transacción

La eficiencia generada por la optimización de las inversiones en plataformas de vehículos, gamas de motores y nuevas tecnologías, así como el aprovechamiento del aumento de escala, permitirán a la empresa ampliar su capacidad de compra y generar valor añadido para los accionistas. Más de dos tercios de los volúmenes se concentrarán en dos plataformas, con unos tres millones de vehículos anuales en cada una, la plataforma pequeña y la plataforma compacta/mediana.

Se prevé que esa tecnología y los ahorros relativos a los productos y a las plataformas aporten aproximadamente el 40% de los 3.700 millones de euros de ingresos anualizados generados por las sinergias, en tanto que las compras, que se beneficiarán principalmente de la escala y de la obtención de mejores precios, representen otro 40% estimado de las sinergias. Otros aspectos, como el marketing, los bienes inmuebles, las tecnologías de información y digital, gastos generales y logística, generarán en torno al 20% restante. Estas estimaciones de las sinergias no se basan en el cierre de ninguna planta a causa de la transacción. Se prevé que las sinergias estimadas generen un flujo de caja neto positivo desde el primer año y que aproximadamente el 80% de las sinergias se materialicen en el cuarto año. Se calcula que el gasto no periódico para lograr las sinergias ascienda a 2.800 millones de euros.

PSA FCA fusion 2

Esas sinergias permitirán a la empresa resultante realizar inversiones significativas en las tecnologías y servicios que transformarán la movilidad del futuro y afrontar las normas globales sobre CO2. Además, la entidad combinada contará con una plataforma para fomentar la innovación y ampliar el desarrollo de la capacidad de transformación en vehículos de nuevas energías, movilidad sostenible, conducción autónoma y conectividad.

Por otro lado, la entidad fusionada se beneficiará de una eficiente estructura administrativa diseñada para promover un rendimiento eficaz, con un Consejo formado por once miembros, en su mayoría independientes. Cinco miembros del Consejo de Administración serán designados por FCA y su accionista de referencia (incluido John Elkann como presidente) y cinco serán nombrados por Groupe PSA (incluido el vicepresidente y el director principal no ejecutivo). Además, al cierre el Consejo incluirá dos miembros en representación de los empleados de FCA y Groupe PSA. El consejero delegado será Carlos Tavares por un periodo inicial de cinco años y también formará parte del Consejo de Administración.

La nueva compañía matriz, con domicilio en Países Bajos, cotizará en la Euronext (París), la Bolsa de Valores italiana (Milán) y la Bolsa de Valores de Nueva York, y disfrutará de una presencia importante en Francia, Italia y Estados Unidos.