Imprefil pone a la venta una amplia gama de productos de filtración ajustada a las necesidades de cada cliente. Por un lado, la gama de mantas filtrantes están disponibles en diferentes eficiencias según la norma CEN EN 779, como son G1, G2, G3, G4, indicado para polvo grueso y se pueden adquirir bien por rollos o cortes a medida.

Por su parte, los filtros de bolsa están formados por un elemento contenedor llamado portabolsas, también conocido como vaso, 'housing' o carcasa, y un elemento filtrante en forma de bolsa, muy útil para su aplicación en sistemas de aire acondicionado, salas de ordenadores, equipo electrónico y la industria de la automoción. Para satisfacer la demanda del mercado, Imprefil lanza una gama de filtros de bolsas disponibles con marco metálico o de cartón.

Tanto las mantas filtrantes como los filtros de bolsas forman parte de una gama de filtración específica para las situaciones en las que es necesario eliminar las partículas dañinas del aire. Según Imprefil, “siempre con unos plazos de entrega muy ajustados”.