El compromiso de SEAT por la formación y el talento está de aniversario y lo hace con el cumplimiento de los 60 años de vida de la Escuela de Aprendices, que nació en 1957 con el objetivo de formar a los jóvenes profesionales en el ámbito de la industria automovilística. Ya son más de 2.600 los estudiantes que han pasado por el centro durante este periodo.

A lo largo de estas seis décadas, la Escuela de Aprendices de SEAT se ha ido adaptando a los cambios y novedades en los planes de formación profesional, como la implantación, desde 2012, del sistema de Formación Profesional (FP) Dual, inspirado en el modelo alemán. Dicho programa combina formación teórica y práctica en las aulas con periodos de trabajo en las plantas de producción de SEAT. Los estudiantes firman un contrato laboral de formación y aprendizaje que les permite cotizar y perciben una remuneración mensual derivada del trabajo que realizan.

La FP Dual que ofrece la Escuela de Aprendices de SEAT permite a los estudiantes obtener doble titulación, alemana y española, tras superar una formación de 4.600 horas, distribuidas en tres cursos. La formación en las aulas y talleres de la escuela se combina con horas en los centros de producción, donde trabajan con la guía y la supervisión de tutores formados por la Cámara de Comercio alemana.

Para la atracción del talento y la retención de los mejores profesionales, SEAT apuesta por nuevos formatos de aprendizaje que inspiren a sus equipos y les proporcionen una formación vivencial e innovadora. En el marco de esta visión, la compañía ha puesto en marcha las SEAT Talks, un encuentro en el que se ofrece a los trabajadores una perspectiva diferente sobre temas socio-económicos, que les inviten a reflexionar alrededor de aspectos útiles para el presente y futuro de su trabajo.

SEAT Talks se enmarca en la estrategia EASY de la compañía, un conjunto de proyectos estructurales para ayudar a SEAT a avanzar en su proceso de digitalización y de posicionamiento como proveedor de las más fáciles soluciones de movilidad. Entre éstos, el área de Recursos Humanos está desarrollando el proyecto Tiki-Taka, que persigue hacer más fácil la forma de trabajar en la organización, así como la manera en la que los empleados se relacionan entre ellos.