Como consecuencia de una decisión de su Consejo, la participación de Panasonic en Ficosa International se incrementará en un 20%, pasando del 49% actual hasta el 69%. El resto del capital seguirá en poder de la familia Pujol, fundadora de la multinacional, que mantendrá su actual participación del 31% a través de Ficosa Inversión. Esta operación estaba contemplada en la hoja de ruta fijada al inicio de la alianza entre ambas compañías, firmada el 30 de junio de 2015.

Para completar la transacción, deben cumplirse otras precondiciones y condiciones generales, incluida la obtención de la aprobación de las autoridades europeas y otras autoridades pertinentes.

La gestión de la compañía seguirá liderada por el actual equipo directivo de Ficosa, con Javier Pujol como consejero delegado, que se mantiene como responsable de la proyección de la compañía a nivel mundial y del éxito de los retos futuros. En virtud de la operación, el consejo de administración de Ficosa quedará formado por siete representantes de Panasonic y cuatro de la familia Pujol.

Como resultado de este nuevo escenario, Ficosa pasará a ser una División de Negocio Global de AIS Automotive Business de Panasonic. De este modo, el centro de I D de Ficosa en Viladecavalls se convertirá en el 'hub' tecnológico en sistemas de conectividad, e-movilidad y ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) para la alianza.

En un comunicado, Javier Pujol, consejero delegado de Ficosa, enfatiza la importancia estratégica de la operación. “En los últimos años, en Ficosa, hemos realizado un importante esfuerzo para llevar a cabo una profunda transformación tecnológica basada en el desarrollo de productos de mayor valor añadido en electrónica y software. No obstante, el reto tecnológico que dibuja la actual transición del automóvil es enorme y requiere grandes inversiones. Es por ese motivo que el apoyo de Panasonic es clave para acelerar las sinergias entre ambas compañías, consolidar nuestro proyecto industrial y tener la suficiente masa crítica para liderar la transición del mercado del automóvil en la conectividad del vehículo, el coche autónomo, los sistemas de seguridad para una conducción cada vez más asistida y la e-movilidad”.

Por otro lado, Ficosa Inversión reembolsará la deuda contraída con la Generalitat de Cataluña (50 millones de euros) en 2009 durante la recesión económica mundial, y su posterior subrogación en 2015, más un rendimiento del 29% a través de los fondos de la propia Ficosa y de los ingresos procedentes de la transacción.

Desde 2009, el grupo ha conseguido doblar sus ventas (desde aproximadamente los 550 millones hasta los 1.112 millones en 2015), a la vez que superar los 10.280 trabajadores en todo el mundo y los 1.700 en Viladecavalls (Barcelona). Actualmente, la compañía cuenta con cerca de 1.000 ingenieros a nivel global, de los cuales más de 670 trabajan en el Centro Tecnológico de Viladecavalls, donde en 2016 se contrataron a 217 ingenieros. La compañía también ha doblado su inversión en I D hasta destinar en la actualidad aproximadamente el 6,5% de su facturación.