Nissan liberará horas de trabajo de los departamentos de posventa de sus concesionarios gracias a la tecnología conectada y a opciones personalizadas desde fábrica, de tal forma que los puntos de reparación puedan prestar nuevos servicios, como vender soluciones energéticas para el hogar. Así lo ha dicho el vicepresidente de Posventa, Calidad Cliente y Training de Nissan en Europa, Vincent Wijnen, según informa Faconauto citando a AM online.

Además, la marca japonesa tiene previsto aumentar sus ingresos de posventa en Europa un 40% hasta 2022, para lo cual las prioridades de sus redes de distribución “deberían cambiar”. “No podemos depender más de lo que está pasando en la exposición, de tal forma que incluso habrá que vender ciertas cosas online”, ha declarado Wijnen, quien advierte que los concesionarios tienen que alinearse en esta dirección “y dar valor al cliente”. “Sólo podemos ganar este partido si hay total transparencia entre el concesionario y el fabricante”, comenta el responsable.

Esta visión de Nissan, basada en la conectividad y en la personalización de cada coche, trata revertir la caída de ingresos en la posventa en Europa: un 4% en 2015, un 5% en 2016, y con una proyección de caer un punto más este mismo año.

“Nissan en Europa tiene un plan a largo plazo muy bien definido para seguir desarrollando nuevas tecnologías y servicios, para que nuestros clientes tengan, como nunca antes, un abanico de servicios más amplio y más elementos de personalización entre los que escoger”, ha comentado Wijnen. La firma espera que, en 2022, el 30% de sus ingresos provengan de estas nuevas tecnologías.