Luis Miguel García es un empresario granadino que gracias a su instinto fue capaz de rescatar un concesionario de coches Premium como BMW-Lurauto, que hace dos años estaba a punto de cerrar en medio de la fuerte crisis existente. El publica una muy interesante entrevista con Luis Miguel García que invitamos a leer completa en portal noticiasdegipuzcoa.com

 

La operación de Lurauto significaba para Luis Miguel García asumir mucha deuda y acometer una reestructuración. "Cuando llegué en diciembre de 2012 vi que aquí había un mercado más favorable con mejores condiciones y que la economía en Euskadi estaba más saneada", recuerda.

"A pesar que los números de matriculación eran pésimos y la facturación era mediocre, el trabajo de taller de Lurauto era bastante digno y seguía habiendo negocio a pesar de que las cosas no se hacían bien", expone. Todo esto le hizo tomar la decisión de adquirir la empresa.

Además, el segmento premium había caído en Guipúzcoa, pero no tanto como en el resto de España, por lo que había un volumen de ventas por hacer. "En el primer semestre del 2013 conseguimos amortiguar y frenar la caída".

Todos los días entran por el taller 30 clientes, mientras que antes lo hacían 21, rememora nuestro protagonista. "Es muy importante que los clientes me marchen satisfechos con el servicio que le habíamos dado. Nosotros tenemos una eficiencia de marca no por BMW, sino por Lurauto". Continúa diciendo: "Frenamos la caída con el taller. Mi modelo de negocio pasa porque la partida de coste fijo la tiene que asumir siempre el servicio posventa. Si un concesionario de automóviles tiene la partida de gastos fijos siempre garantizada con la facturación del taller estará saneado, ya que todas las partidas variables están en las ventas por su propia condición. Como ese era el modelo de negocio que aprendí de mi padre en Granada es lo he implementado aquí, desde el principio en ofrecer el máximo servicio y confianza a los clientes. Yo entiendo este negocio desde el taller y de que al cliente se le elimine el 50% de las preocupaciones que puede tener con su coche. Parece que los clientes de Lurauto lo han entendido y, en este momento, somos el primer concesionario de BMW de España con un 83% de fidelidad de nuestros clientes. Eso quiere decir que de los 6.500 coches BMW que hay en Gipuzkoa 5.217 pasaron por nuestro taller en 2014".

Por otro lado, Luis Miguel García no se identifica con AEGA, "porque cubre más las necesidades de los talleres independientes". Opina, en este sentido, que "los concesionarios debemos de tener una agrupación independiente debido a que tenemos unas necesidades distintas y unas realidades diferentes y así se lo he propuesto a la presidenta, Mari Carmen Antúnez".