La nueva gama Michelin Power asegura altas prestaciones a ciclistas profesionales y amateur, gracias a una muy baja resistencia a la rodadura, ganancias en adherencia en superficie mojada, mayor resistencia a las perforaciones y una larga duración.

Esta nueva gama se beneficia de toda la experiencia de Michelin en investigación y desarrollo. Con una combinación de innovación y altas prestaciones, los neumáticos estarán a la venta el 1 de abril para satisfacer a los aficionados que buscan la excelencia.

La gama Michelin Power responde a tres grandes usos que cubren el 90 % de las necesidades de este mercado con tres diferentes modelos: Michelin Power Competition, el neumático específico para carreras en línea; Michelin Power Endurance, el neumático específico para aficionados al deporte de la bicicleta; y Michelin Power All Season, el neumático para condiciones de rodadura difíciles. El neumático Michelin Power Protection está reservado en exclusiva para el mercado de Norteamérica.

En su proceso de desarrollo, los técnicos del Centro de Tecnologías Michelin tomaron en cuenta numerosos parámetros. También integraron el hecho de que ahora el material no cesa de rebasar los límites de la tecnología. Este es, especialmente, el caso en el ámbito de frenado, donde la interacción del binomio freno de disco-neumático impone reconsiderar el enfoque en adherencia.

La voluntad de Michelin ha sido proponer la gama más simple posible sin ceder, no obstante, a la elección excesivamente simplista de la polivalencia. Al contrario: en función del uso al que esté destinado, cada neumático de la nueva gama Michelin Power ofrece más prestaciones.

Los tests llevados a cabo por un organismo externo vienen a confirmar los realizados internamente y se traducen en lo siguiente resultados: Michelin Power Competition, ganancia en rendimiento de 10 vatios y 25 % en resistencia a la rodadura; Michelin Power Endurance, ganancia en rendimiento de 8,6 vatios y 20 % en resistencia a los pinchazos; Michelin Power All Season, ganancia en rendimiento de 5 vatios y 15 % en agarre.

La nueva gama combina eficiencia energética, robustez y adherencia. Los tres ejes principales sobre los que se ha trabajado son:

A)Disminuir la resistencia al avance eligiendo neumáticos de baja resistencia a la rodadura. Así, el ciclista irá más rápido y más lejos con el mismo esfuerzo.

B)La resistencia a los pinchazos. Una perforación es más probable que ocurra en la banda de rodadura que en el flanco del neumático. En contacto permanente con el suelo, es, en efecto, la zona más solicitada. Se trata, por lo tanto, de la parte que hay que proteger prioritariamente. Michelin ha elegido actuar específicamente sobre la banda de rodadura, por una parte, y en el flanco, por otra. La naturaleza de los refuerzos (nailon frente aramida), la textura de los materiales usados, la arquitectura y el espesor de la banda de rodadura son factores que permiten prevenir pinchazos.

C)La adherencia. Los ciclistas prestan especial atención a la adherencia lateral y longitudinal. El umbral crítico de adherencia, de hecho, no se alcanza jamás en seco. En cambio, en superficie resbaladiza o mojada, un déficit de adherencia entraña irremediablemente una caída. Contrariamente a la idea general, a presión correcta, el binomio compuesto-escultura es fundamental para garantizar un buen agarre en mojado. El trabajo de Michelin sobre los materiales y las esculturas tiene aquí toda su pertinencia.