Movelco, experta en soluciones integrales de movilidad eléctrica, puede encargarse de todo el proceso, con sus proyectos “llave en mano”. De este modo, la empresa se encarga, primero, de estudiar las necesidades de la gasolinera, plantearle la mejor alternativa, redactar el proyecto que debe presentar al Gobierno, instalar el punto de recarga e incluso gestionar el cobro a los clientes a través de una App.

El anteproyecto de ley planteado por el Gobierno establece un plazo máximo de 15 meses (nueve para las estaciones de servicio que superen los diez millones de litros de suministro anuales) para presentar el proyecto. A partir de ahí, disponen de doce meses para la instalación. El incumplimiento de esta norma puede conllevar multas de hasta 30 millones de euros.

Por esta razón, Movelco, de la mano del Grupo Recalvi, agrupa en un paquete todos los pasos y gestiona todo el proceso. Las estaciones de servicio también podrán contratar la energía “libre”, sin vincularse con contratos que le comprometan con una determinada compañía eléctrica. Además, la empresa ofrece diferentes modelos de puntos de recarga, todos ellos con un mínimo de 22Kw, tal y como exige la ley, siempre buscando el que mejor se adapte a las necesidades de cada estación de servicio.

El incumplimiento de esta norma puede conllevar multas de hasta 30 millones de euros

En cuanto a la gestión del cobro, el usuario del coche eléctrico podrá recargar su vehículo en la estación de servicio a través de una App, sin necesidad de pasar por caja, ya que directamente se le cobrará a su cuenta. Movelco ingresará todos los meses la cantidad correspondiente a dicha gasolinera por todas las recargas efectuadas en sus instalaciones.

Por otro lado, el Gobierno ha anunciado que convocará ayudas para que las gasolineras se adapten a estos cambios, y también Movelco se encargará de tramitar dichas subvenciones. El objetivo de la empresa es “contribuir a que las aproximadamente 1.200 gasolineras de nuestro país afectadas por la nueva normativa puedan adaptarse dentro del plazo al coche eléctrico de la forma más sencilla posible, y sin costes abusivos”.