Osram aconseja a los talleres ayudar a su cliente a viajar con seguridad, comprobando la iluminación del vehículo. La compañía recomienda cambiar siempre los faros de dos en dos para que el vehículo mantenga una iluminación uniforme en la carretera, y, sobre todo en verano, cuando a menudo deslumbra el sol, aconsejar a su cliente que lleve las luces encendidas incluso durante el día, para ver y ser visto correctamente.

Los conductores no siempre valoran la iluminación de su vehículo adecuadamente, por este motivo, corresponde al profesional llamar la atención sobre este factor causante de accidentes a menudo y tan importante para la seguridad de todos los usuarios de la carretera.

Según Osram, el taller debe advertir a su cliente que las lámparas deben ser reemplazadas antes del final de su vida útil, ya que pierden intensidad y rendimiento durante toda su vida, reduciéndose la visibilidad nocturna del conductor. También sustitur las lámparas por parejas, evitando así una iluminación desequilibrada en la carretera, lo que representa un riesgo potencial para la seguridad de su cliente.

La compañía dispone de una lámpara adecuada para ofrecer a sus clientes: lámparas de rendimiento Night Breaker (hasta un 200% más de luz en comparación con el requisito legal mínimo), para el conductor al que le gusta tener el máximo brillo en la carretera; Cool Blue Intense (hasta 4.200 K), luz más blancas que ofrecen individualidad; y luces Ultra Life de mayor duración (hasta diez años de garantía de Osram).