El Centro del Automóvil Pedro Maroño nos cuenta en un vídeo la importancia que tiene mantener en buen estado los discos de freno. En las imágenes se muestra cómo es un disco deteriorado y las consecuencias negativas que puede tener que se rompa.

Al hacer fricción las pastillas, éstas generan un desgaste en el disco que tiene una tolerancia máxima. Cuando se suma el desgaste de ambas caras, la tolerancia se ha superado, es decir, las caras son demasiado delgadas para aguantar la presión que genera la pinza y las pastillas sobre él. Si estas caras no se cambian en su momento, el disco corre el riesgo de partirse y bloquear la rueda.