Las empresas crearán nuevos servicios de movilidad mediante flotas de vehículos 100% eléctricos y sin conductor dirigidos al transporte público y a los servicios bajo pedido ('on demand'). Se trata de desarrollar un amplio sistema de transporte modular que permita a los clientes reservar los desplazamientos y a los operadores de movilidad controlar y manejar sus flotas de coches autónomos.

El alcance de este acuerdo incluirá inicialmente algunas pruebas reales con la plataforma de envío, supervisión y enrutamiento bajo pedido de Transdev en la área de París-Saclay.

La Alianza Renault-Nissan ha siglado varias colaboraciones hasta hoy con el claro objetivo de acelerar el desarrollo de las tecnologías avanzadas para coches conectados y los servicios de movilidad. Estos acuerdos incluyen, entre otros, la asociación con Microsoft para desarrollar un plataforma única global que mejorará la experiencia del cliente al permitir que la conducción sea más intuitiva, más inteligente y más divertida; así como una asociación con el proveedor japonés de Internet DeNA, con el objetivo de poner en marcha pruebas en Japón para desarrollar vehículos sin conductor para servicios comerciales.