Repsol ha diseñado un Plan Estratégico 2017-2021 con el que pretende duplicar su volumen total de ventas de lubricantes para llegar a las 300.000 toneladas. Para ello, la compañía invertirá 100 millones de euros en tomar participaciones en varias plantas de lubricantes e incrementará su esfuerzo comercial, informa el portal Eleconomista.es.

Según Lucas Angelini, director ejecutivo de Lubricantes de Repsol, “hemos seleccionado varios países donde el volumen del mercado, las previsiones de crecimiento, el área geográfica y nuestro conocimiento actual del mercado y el entorno nos indican que la oportunidad existe”. “Lo que buscamos es participar en empresas locales, que tengan un mercado ya capturado y capacidad de producción, analizando oportunidades en China, Indonesia, India y Brasil, que se irán materializando próximamente”, declara Angelini a elEconomista.

Este crecimiento será la base para llevar las ventas al volumen definido, lo que supondrá, a la vez, cuadruplicar el peso del negocio exterior. Si actualmente España representa el 55% de las ventas y el negocio internacional supone el 45%, en 2021 se pasará a un objetivo del 70% de negocio exterior y 30% nacional, donde también se pretende incrementar la cuota de mercado.

Las principales áreas de crecimiento serán Asia y Latinoamérica, pero Repsol también incrementará su presencia en mercados africanos de alto potencial. Según Angelini, “nuestros volúmenes más interesantes se encuentran en países tan diversos como Filipinas, Costa Rica, los Balcanes, Colombia, Australia o Gabón”.