En el nuevo Audi e-tron es posible encontrar ambas versiones de la transmisión de Schaeffler: mientras la variante coaxial proporciona una tracción trasera permanente, la variante paralela al eje se habilita cuando es necesaria la tracción en todas las ruedas. El núcleo de todo el sistema es el conjunto de engranajes planetarios combinado con un diferencial desarrollado por Schaeffler.

La transición tecnológica de los propulsores convencionales a los vehículos híbridos, o incluso a los totalmente eléctricos, requiere elevadas dosis de innovación tanto de los constructores de automóviles como de los fabricantes de componentes. En este caso particular, los ingenieros de la división E-Mobility de Schaeffler dieron con la solución para el nuevo Audi e-tron: un sistema de accionamiento eléctrico para cada eje.

La transmisión de Schaeffler en configuración coaxial impulsa el eje trasero del nuevo Audi e-tron. Se caracteriza por un conjunto de engranajes planetarios escalonados altamente integrados con un diferencial de engranaje recto

En palabras de Jochen Schröder, director de la división de negocios E-Mobility en Schaeffler, “las dos transmisiones para Audi han estado en producción en serie desde agosto. Para el futuro, esperamos un volumen de producción de hasta 250.000 unidades de transmisión por año. Además, y gracias a la modularidad de nuestros productos, podemos trasladar este concepto a otras aplicaciones”.

Además de la optimización acústica, las restricciones de diseño de las unidades coaxiales plantearon numerosos retos al equipo de desarrollo. Para solucionar este problema se recurrió a un innovador concepto de diseño de engranajes planetarios, escalonados e integrados con un novedoso diferencial de engranaje recto desarrollado por Schaeffler. Pese al complejo requisito de diseño axial de 150 milímetros, el concepto de transmisión instalado en el Audi e-tron permite un par de entrada de nada menos que 400 Nm con un peso de solo 16 kilogramos. Este diseño de engranajes planetarios también se aplicó a la variante de transmisión del eje paralelo en el eje delantero, reduciendo el tiempo y los costos de desarrollo y optimizando la calidad del producto.

La transmisión eléctrica en configuración paralela al eje impulsa el eje delantero. Además, incluye un bloqueo de estacionamiento integrado para cargas muy altas

Al igual que la variante coaxial, este concepto también está diseñado para un par de entrada de 400 Nm y se puede combinar con un bloqueo de estacionamiento opcional. Cuando el Audi e-tron se conduce en el tráfico normal, la propulsión se realiza a través del eje trasero. Si se requiere más potencia para acelerar, por ejemplo, se selecciona el sistema de transmisión de eje paralelo del eje delantero.

Lla división de negocios E-Mobility en Schaeffler ya está produciendo transmisiones de dos velocidades para el mercado asiático desde principios de año. La producción se lleva a cabo actualmente en Alemania, pero la línea de producción se transferirá a Asia a finales de año para permanecer fiel al concepto de proximidad del cliente. En el segundo trimestre de 2019 comenzará la producción de una transmisión para otro reconocido fabricante de vehículos alemán. Se estima que cada año se producirán hasta 40.000 unidades de transmisión en la planta de Herzogenaurach.