La plataforma Caribou “es el resultado a la tendencia de los concesionarios hacia la implantación de herramientas que permitan la fidelización de clientes, aportando un valor diferencial y optimizando costes”, destacan desde la patronal Faconauto.

Caribou pretende mejorar la rentabilidad de la posventa, la eficiencia en las reparaciones y la comunicación en tiempo real de todos los pasos de una reparación entre empleados del taller y clientes, lo cual mejora la propensión a la compra y su experiencia.

Según Bubocar y Syrsa, los beneficios de la herramienta se resumen en ahorro en mano de obra indirecta, mejora en la experiencia de cliente (el usuario está informado al detalle en tiempo real y percibe un servicio transparente), aumento de la rentabilidad en la operación, reduciéndose las llamadas del cliente para conocer el estado de vehículo, y vanguardia tecnológica.