La empresa Leonet Servis, fabricante europeo de tacos de goma de los elevadores de coches, está llevando a cabo una promoción para mejorar la seguridad laboral de los talleres con una campaña de transporte gratuito, en la que llama la atención sobre este componente.

A la hora de reparar un coche en el taller mecánico, en la mayoría de las ocasiones, la primera parte del trabajo consiste en situar el coche en el elevador de taller, respetando el centro de gravedad del vehículo. El coche, ya elevado para el trabajo, a una altura habitual de dos metros, se sujeta al elevador por su pieza más importante: los tacos de goma, fabricados en una aleación de caucho que reúne las condiciones adecuadas de dureza y agarre.

Con la dureza se obtiene una adecuada duración de los tacos de goma, mientras que con el agarre se evita un peligroso deslizamiento que se pudiera producir y una inevitable caída del coche, con el consiguiente riesgo de vida para el mecánico del automóvil.

En el caso de elevadores con los tacos de goma deteriorados, la carrocería del automóvil se apoya sobre las placas metálicas del elevador, por lo que los valores de agarre descienden peligrosamente, lo que puede producir una caída del coche desde elevador.

Existen más de 50 fabricantes de elevadores de coche, los cuales equipan tacos de goma de diversas características, formas y grosores. A través de su página web, Leonet Servis reúne todas las marcas europeas y asiáticas, facilitando los pedidos y la entrega en 24 horas. Además, con esta campaña el transporte es gratuito.