Datos de los mapas de TomTom, como los límites de velocidad o la pendiente de la carretera, se combinan con la tecnología de Delphi para controlar la velocidad del vehículo, reduciendo el consumo de energía y ayudando a mejorar la seguridad.

En palabras de Antoine Saucier, Managing Director de TomTom Automotive, “hacer que cada viaje sea seguro y cómodo es sólo una parte del puzzle, lograr que sea lo más eficiente posible es también un gran reto. Nuestra colaboración con Delphi Technologies nos ayudará a acelerar las mejoras de nuestros mapas para optimizar cada trayecto reduciendo el consumo de combustible y las emisiones del vehículo”.

Por otro lado, TomTom anuncia que sus mapas para la conducción automatizada están presentes en más de medio millón de vehículos automatizados en las carreteras, de múltiples fabricantes, de nivel 1 (automatización del control de movimiento lateral o longitudinal del vehículo) y nivel 2 (automatización del control de movimiento del vehículo tanto lateral como longitudinal).

Willem Strijbosch, TomTom’s Head of Autonomous Driving, comenta que “el camino hacia un futuro completamente autónomo es largo, pero ya hoy estamos haciendo funcionar la conducción automática en las carreteras. La visión de TomTom es un futuro autónomo con carreteras más seguras, libres de tráfico y emisiones”.