“En consonancia con el sector de la automoción, que se encuentra inmerso en una vertiginosa evolución, en el que cada día nos encontramos con una nueva fusión o alianza de empresas que tratan de vislumbrar el complejo futuro, este año 2017 va a ser un año de grandes apuestas para la nueva empresa que se ha formado de la unión de TÜV SÜD con Atisae”, destaca en un artículo Enrique Rodríguez-Arias, consultor en automoción Car Business Services de TÜV SÜD Atisae.

“Mediante esta nueva unión demostraremos al mercado que aun a pesar de contar ambas empresas con un larga experiencia en el sector, 150 años de TÜV SÜD y 50 años en el caso de Atisae, estamos en constante renovación, que tenemos la suficiente flexibilidad para acometer no sólo el cambio interno (orgánico de la empresa), sino que, además, afrontamos con hambre y entusiasmo el cambio externo del mercado que estamos viviendo”, indica el consultor.

Desde TÜV SÜD Atisae apuestan por una digitalización del sector, es decir, adaptar los procesos actuales a las nuevas tecnologías de la información. En palabras de Enrique Rodríguez-Arias, “esta digitalización ha de trasladarse al mercado de forma gradual (según su madurez); para ello, nos apoyamos en la visión certera que nos da el conocer los actuales procesos que, hasta la fecha, han mantenido al mercado y reportado beneficio a las empresas que han sabido ponerlos en práctica, permitiendo así su subsistencia”.

“Esta digitalización del sector de la automoción será transversal a todas las áreas (VN, VO, Posventa, Taller, Recambios,...) y a todos los productos que actualmente se ofrece al cliente, tanto en la venta del vehículo como en los nuevos modelos de uso y disfrute (Carsharing como, Bla bla car, Uber, Cabify, Bluemuve,...)”. En definitiva, añade el consultor, “ofrecer la movilidad con el nivel de contenidos (informativo, emergencia, lúdico, colaborativo,...) y de servicios (transportes integrados: autobús, metro, tren, moto, bicicleta,...) que cada cliente demande. Todo esto indudablemente afectará a los procesos vigentes de cada área y servicios definidos anteriormente en mayor o menor medida”.

En la actualidad, Enrique Rodríguez-Arias cree que “es implanteable realizar un programa de consultoría en cualquier área del sector de la automoción (y fuera de él) sin contar con la variable de la conectividad y su más que posible integración con otro proceso de la empresa, que a su vez pueda aportar o demandar información”. “Un reflejo de lo mencionado lo estamos viendo en la actualidad”, concluye el experto, “ya que se está produciendo una integración horizontal de empresas de diferentes sectores que, hasta la actualidad, nada tenían que ver unos con otros, eran completamente heterogéneos, siendo la comunicación el hilo conector e Internet su principal canal”.