Los fabricantes nipones de automóviles Toyota y Nissan anunciaron el pasado jueves nuevas llamadas a revisión para un total de 6,5 millones de vehículos en todo el mundo por problemas relacionados con los airbag fabricados por la empresa Takata.

 

En el caso de Toyota, afecta a 4.999.000 automóviles, la mayoría de ellos vendidos en Japón (1,35 millones) y en Europa (1,26 millones), mientras que en Estados Unidos hay 637.000 automóviles afectados.

Un total de 35 modelos de vehículos fabricados entre marzo de 2003 y noviembre de 2007 están afectados por la nueva llamada a revisión del líder mundial del automóvil.
En España, la llamada a revisión afectará a un total de 53.464 unidades de los modelos RAV4, Hilux, Yaris, Corolla y Avensis Verso, detalló la compañía.

Se trata de la segunda mayor llamada a revisión hasta ahora realizada por Toyota, después de la de octubre de 2012, que afectó a siete millones de vehículos.
Nissan, por su parte, también anunció la llamada a revisión de 1.563.000 de vehículos en todo el planeta por el mismo motivo.

La mayor parte de los vehículos afectados fueron vendidos en Japón (288.397 unidades), mientras que otras 563.000 unidades corresponden a Europa y 326.000 a Norteamérica, incluido México.