Infineon Technologies, uno de los principales proveedores de semiconductores del mundo, será el primero de los socios de Volkswagen para definir los requisitos para las futuras soluciones de semiconductores y, por lo tanto, identificar nuevos enfoques de desarrollo conjunto. “Las futuras herramientas desarrolladas conjuntamente, como los sistemas de prototipado virtual, permitirán seguir reduciendo los tiempo de desarrollo, a pesar de la creciente complejidad de los sistemas”, explica Volkmar Tanneberger, responsable de la Unidad de Desarrollo Eléctrico y Electrónico de Volkswagen.

Un automóvil moderno está equipado con hasta 100 unidades de control electrónico (ECUs) y miles de componentes electrónicos en red. Son los responsables de operarlo y regularlo todo, desde el sistema de aire acondicionado hasta el sistema de iluminación interior y exterior, pasando por el radar del control de crucero adaptativo y toda la gama de sistemas de asistencia al conductor.

De este modo, Volkswagen ha lanzado su programa estratégico de semiconductores para asegurarse de que todos estos requerimientos podrán cumplirse en el futuro. A través del programa, la compañía está cooperando directamente con fabricantes de los chips para desarrollar soluciones tecnológicas para las futuras generaciones de vehículos.

Las unidades de control electrónico seguirán haciéndose más y más complejas, ya que el futuro de la movilidad en Volkswagen estará marcado por una conectividad completa, los mejores conceptos de control y una conducción totalmente eléctrica. Todos los vehículos autónomos y propulsados eléctricamente requerirán el uso de tecnologías clave: formas innovadoras de semiconductores, como sensores que reconocen el entorno, microcontroladores que procesan datos y permiten la toma de decisiones en tiempo real, y electrónica de potencia para la transmisión del vehículo.