La compañía alemana ZF Friedrichshafen ha ampliado su Centro de Investigación y Desarrollo en la ciudad de Pilsen, en la República Checa, tras un año de obras y una inversión de cuatro millones de euros.

 

En este emplazamiento en el oeste del país trabaja una plantilla de 250 personas en I D para el Grupo ZF y sus diferentes divisiones. "Para ZF como consorcio tecnológico es elemental contar con un importante centro de investigación y desarrollo", expone Stefan Sommer, presidente de la junta de ZF Friedrichshafen.

"La ampliación de nuestro Centro de I D en Pilsen es un gran paso para aumentar nuestras capacidades en este campo". Señalar que ZF había comprado en 2007 estas instalaciones básicas de un cliente independiente.

Las principales labores de ZF Engineering Plzen, dirigido desde enero por Matthias Eickhoff, son el desarrollo y las pruebas de software, además del diseño y la calificación de componentes de la mecatrónica.

Recordemos que ZF cuenta en la República Checa con ocho plantas, situadas en las localidades de Benesoy, Frydlant, Jablonec, Klasterec, Pilsen, Repov, Stankov y Stara Boleslav.