Una “sencilla” operación de mantenimiento de nuestro vehículo, cobra una importancia vital cuando se trata trabajar sobre elementos de seguridad como es el caso de los frenos. Contar con el sistema de frenado en perfectas condiciones de uso requiere que todos los elementos intervinientes estén en plenas condiciones: estado de los elementos de desgaste, sean pastillas o zapatas, de los propios discos, del líquido de frenos, de los latiguillos...

En la gama de Bahco, el profesional podrá encontrar desde aparatos para comprobar el estado del liquido de frenos, hasta purgadores neumáticos y eléctricos; desde calibres y relojes comparadores para comprobar los discos hasta termómetros infrarrojos para controlar su calentamiento; desde galgas para comprobar el estado de las pastillas hasta todas las herramientas necesarias para su sustitución... La última novedad incorporada en este apartado, han sido dos prácticas llaves para poder aflojar sin dañarlos, los sangradores de frenos que se puedan encontrar agarrotados por la corrosión.

En definitiva, todo un conjunto de soluciones destinado a proporcionar eficiencia al profesional, y seguridad y tranquilidad a ambos, propietario y reparador.