TRW utilizó la última edición de Automechanika, en Frankfurt, como plataforma para presentar DTEC, siglas que corresponden a 'Dust-reducing Technology' (tecnología reductora de polvo). Se trata de unas pastillas de freno con un atractivo aspecto que ofrece un 45% menos de suciedad, pero con el 100% del rendimiento.

 

Richard Adgey, director del grupo de producto de freno de TRW, indica que "DTEC elimina la elección que los conductores tenían que hacer entre el elevado rendimiento de los materiales de (baja) fricción metálica y la fórmula cerámica que genera poca cantidad de suciedad, ya que ofrece ambas características"

"Es una auténtica innovación en los sistemas de freno que cambiará para siempre el negocio global de fricción", vaticina seguidamente. Fabricadas por TRW con una fórmula de fricción de calidad superior, estas pastillas se han probado de forma exhaustiva para cumplir la exigente normativa del sector.

La gama inicial, diseñada para tener un aspecto atractivo con una placa antirruido de color rojo y conforme al enfoque clave de TRW de pensamiento ecológico, constará de un reducido número de aplicaciones apropiadas para vehículos del segmento de alta gama.

En consonancia con el objetivo de TRW de ofrecer al mercado global las piezas más seguras y asequibles, se prevé fabricar 150 pastillas TRW de primera calidad con la fórmula DTEC en 2015, con una cobertura del 75 % del parque automovilístico europeo.