La próxima edición del Consumer Electronics Show 2017 en Las Vegas servirá para que Continental demuestre su visión de cómo debería abrirse un coche: con sistemas biométricos que permitan personalizar y autentificar el acceso a los vehículos.

Según informa el portal Hipertextual, la integración de sistemas biométricos para controlar algunas funciones de los automóviles será una de las características de los coches del futuro, pero es ahora cuando las marcas están presentando lo que se puede hacer con esta tecnología.

La seguridad ante posibles robos es uno de los motivos para adoptar estos sistemas, así como el control del coche en todo momento o la personalización (música, posición del asiento, temperatura, etc.). En definitiva, la innovación y la tecnología posibilitarán múltiples opciones de personalización basadas en lectores de huellas dactilares y en técnicas de reconocimiento facial.