El fabricante Bridgestone ha presentado sus últimas soluciones de movilidad para productos de consumo en respuesta a las actuales tendencias y a la movilidad CASE (conectada, autónoma, compartida y eléctrica, por sus siglas en inglés). Bridgestone se está transformando rápidamente de un fabricante de neumáticos a líder en soluciones de movilidad. Esta transformación responde a un entorno en cambio permanente, marcado por nuevos hábitos de consumo, nuevas formas y actores de movilidad, la digitalización, la sostenibilidad, la conectividad y la gestión de datos o la concentración demográfica en los núcleos urbanos, que están destinados a convertirse en ciudades inteligentes.

José Enrique González, vicepresidente y director general de Bridgestone para la región suroeste de Europa, ha señalado que “nuestra misión es servir a la sociedad con calidad superior para mejorar la forma en que las personas se mueven, viven, trabajan y juegan. Y la forma en que nos movemos está dando un giro de 180 grados. Como líder de la industria, nuestro compromiso con las generaciones futuras pasa por evolucionar con el fin de garantizar una movilidad más fácil, segura, ágil y sin obstáculos para nuestros clientes y el conjunto de la sociedad”.

Por su parte Luis Miguel Álvarez, director de Marketing, ha añadido que, para hacer frente a un reto tan importante, “desde Bridgestone estamos trabajando para ofrecer a nuestros clientes nuevas fórmulas y soluciones de movilidad que se adapten y cubran las necesidades actuales y futuras. Así, sumamos innovación, investigación y una fuerte red de alianzas. Tres elementos clave que nos permiten desarrollar soluciones digitales líderes en movilidad”.

Para adaptarse a esta realidad y cumplir con las expectativas y necesidades de los consumidores, Bridgestone está desarrollando un portfolio de soluciones de movilidad de personas que abarca al neumático, al vehículo y a las flotas de consumo. Las últimas soluciones que ha incorporado son Mobox, Webfleet Solutions, DriveGuard como tecnología y Triple Garantía.

Estas dos últimas son soluciones de movilidad asociadas al neumático, como ha explicado Alberto Fernández, jefe de Producto para Consumo de Bridgestone. DriveGuard, en concreto, es una tecnología de movilidad continua que ofrece una solución integral ante prácticamente cualquier tipo de daño en el neumático. Sus ventajas son muy diversas: absoluta tranquilidad frente a cualquier tipo de pinchazo, la posibilidad de montarse por pares en un mismo eje, el uso de una llanta convencional, montaje y reparación sencillos y conducción confortable.

Además, supone una oportunidad para las flotas, ya que ayuda disminuir el tiempo de inactividad y reducir los costes de recolocación de los vehículos. DriveGuard representa la democratización de la tecnología Run Flat, que está disponible para todos los turismos equipados con un sistema de control de la presión de los neumáticos o TPMS, por sus siglas en inglés. De hecho, se anunció que Zity incorporará DriveGuard a su flota de vehículos de carsharing.

Por otro lado, Fernández ha explicado el valor añadido de Triple Garantía, un paquete de garantías y servicios que complementa la compra de neumáticos asegurando al cliente que está realizando la inversión acertada. El “todo riesgo” de Bridgestone incluye garantía de satisfacción (30 días de prueba), garantía de daños (3 años de protección) y kilometraje mínimo garantizado (40.000 km). Dentro de la protección de daños se incluyen no sólo pinchazos, sino la sustitución del neumático si este no se puede reparar, los servicios de montaje y daños por vandalismo, por ejemplo. Para mantener este beneficio, se incluyen dos revisiones gratuitas con periodicidad anual o, si no, cada 15.000 km, rotación de neumáticos por eje incluida, por un mínimo desembolso a la hora de adquirir las cubiertas premium Turanza 005 y WeatherControl A005. La Triple Garantía se ha lanzado en España como país piloto y en 2020 se lanzará en Portugal.

Manuel García Lepe, responsable del proyecto Mobox para España y Portugal, ha compartido las principales características de esta solución de movilidad asociada al vehículo. Se trata de un nuevo modelo de negocio basado en la suscripción que, tras implementarse con éxito en Francia, llega ahora a España con dos objetivos principales: optimizar y expandir Mobox B2C y lanzar Mobox Camión. A partir de 2021 se implementará también en Portugal y se lanzará Mobox para Agricultura y Movedora. Es, en resumen, una nueva manera de experimentar productos y servicios, a través de 4 tipos de paquetes (Light, Relax, Zen o Integral) donde se brindan distintas soluciones al usuario, para solucionar los problemas relacionados con los neumáticos y el mantenimiento del vehículo, incluyendo cambios de aceite y filtro, por ejemplo. Mobox ya se ha lanzado en Francia y, según comentan sus responsables, “es una solución que no está circunscrita a los neumáticos de nuestra marca, sino que supone una nueva forma de entender el mantenimiento”.

En cuanto a soluciones de movilidad para flotas, Gabriel García Pozo, Key Account Manager de flotas de consumo, ha presentado Webfleet Solutions. Un innovador sistema de gestión -Webfleet es el nuevo nombre de la antigua TomTom Telematics- que proporciona información en tiempo real acerca de la ubicación de los vehículos, permite comunicarse directamente con los conductores, ayuda a mejorar el comportamiento de conducción, ahorra combustible y se conecta a un ecosistema completo de soluciones de terceros. En definitiva, como explican los responsables del fabricante japonés, “Bridgestone quiere ser líder en soluciones de movilidad, con un enfoque pragmático, con soluciones reales y ya testadas en nuestras redes propias, que generen valor y proporcionen una excelente experiencia al usuario, ya sea el automovilista (bsc) o la empresa (b2b)”.