El año 2019 ha sufrido el cambio más significativo en el Campeonato del Mundo de Moto2 de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) desde su inicio hace una década. El cambio a los motores Triumph ha reducido los tiempos por vuelta en más de un segundo en la mayoría de los circuitos, con el par del motor de tres cilindros aumentando las velocidades de salida de las curvas. Los nuevos neumáticos Dunlop, incluido el neumático trasero más ancho que se utiliza desde el Gran Premio de España en mayo, ha sido otro factor que ha influido en la reducción de los tiempos de carrera.

En las tres primeras carreras, Dunlop utilizó el neumático trasero de especificación 2018 de 195 mm de ancho antes de cambiar a la especificación de 200 mm en Jerez. “En compuestos similares, vimos una mejora de medio segundo por vuelta en la mayoría de los circuitos con el neumático de 200 mm”, explica Simon Betney, Líder de Eventos. “Pero lo más importante es que observamos grandes mejoras tanto en consistencia como en durabilidad, a pesar del aumento de potencia y par. La carrera de Brno fue 32 segundos más rápida que en 2018, con tiempos por vuelta medios 1,8 segundos más rápidos. En Silverstone, en comparación con la última carrera allí hace dos años, la carrera fue 40 segundos más rápida”.

alexmarquezmoto2

La nueva gama Dunlop ha mostrado un rendimiento duradero con pilotos que han conseguido vueltas rápidas en la última parte de la carrera. En el GP de Gran Bretaña, el nuevo récord de vuelta se estableció en la penúltima vuelta. En muchos circuitos, Dunlop ha elegido especificaciones más duras que en 2018, tras estudiar la dinámica de las motos de Moto2. Sin embargo, las recientes pruebas en el Red Bull Ring dieron una pista sobre los planes 2020 de Dunlop.

Según Stephen Bickley, Ingeniero Sénior de Carrera, “probamos nuevas construcciones y compuestos, y también nos enfocamos en el desarrollo de neumáticos delanteros. El rendimiento de la parte trasera de Moto2 ahora está en un nivel muy alto, y a medida que lo desarrollemos más, queremos asegurarnos de que el delantero de 2020 lo complemente para garantizar el equilibrio y la manejabilidad ideal para los pilotos. Hemos evolucionado la construcción de nuestro sistema de control de tensión de carcasa y el compuesto de Tecnología de Control de Calor, con el objetivo de aumentar aún más las velocidades en curva para 2020”.

El desarrollo de los neumáticos de Moto2 también puede ayudar al desarrollo general de los neumáticos hypersport de Dunlop. En palabras de Stephen Bickley, “las motos de Moto2 son prototipos avanzados pilotados por algunos de los mejores pilotos del mundo. Frenan, entran en las curvas y conducen a un nivel que es más alto que cualquier moto de calle, por lo que le permite a Dunlop probar tecnologías a un nivel realmente exigente."

El próximo Gran Premio de Moto2 se celebra el 15 de septiembre en Misano (Italia), pero no será hasta los test de pretemporada de invierno cuando los equipos tengan la oportunidad de probar las nuevas especificaciones que Dunlop tiene preparadas.