Las asociaciones integradas en la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa) han iniciado una nueva campaña divulgativa centrada en las cubiertas de invierno para completar la información de la que los talleres disponen y ayudarles a transmitirla a sus clientes. Para ello, el Área Técnica de Conepa ha elaborado un documento informativo que se está difundiendo a modo de circular entre 6.000 talleres asociados situados en el centro y norte de la Península.

Las asociaciones de Conepa están incidiendo de manera específica en empresas de mecánica y carrocería no especialistas en neumáticos, pues son las que disponen de menos información sobre las referencias de invierno y sus condiciones de utilización. Además de aportar una información básica sobre las peculiaridades técnicas del producto y su uso en otros países, la circular se centra en dos asuntos:

??" Información sobre el almacenaje de neumáticos cuando no se utilizan, tanto si el depósito de los mismos corresponde al taller (como un servicio más para su cliente), como si hay que transmitir consejos al usuario que decide guardarlos bajo su custodia directa (limpieza, lugar seco, fresco y alejado de la luz, etc.).

??" Un documento con “8 razones por las que utilizar neumáticos de invierno”, que tiene como objetivo ayudar a transmitir a los usuarios información sobre el producto. Además, se ofrecen ideas sobre cómo hacerlo llegar al cliente desde el taller, apoyando así una labor de marketing y comunicación que, en línea con la campaña de difusión del mantenimiento responsable de Conepa, reivindica la función del taller como “asesor en materia de seguridad” de sus clientes automovilistas. Las “razones” son las siguientes:

En condiciones de nieve no es necesario el montaje de cadenas. Hay que considerar que el que 80% de los conductores reconoce no saber montarlas o no haberlo hecho nunca.

Se evitan los riesgos que supone montar las cadenas en el arcén, con el “engorro” que supone hacerlo con temperaturas bajo cero, las ruedas sucias y mojadas, y por supuesto las manos heladas.

No es necesario volver a pararse para desmontarlas cuando la nieve desaparece de la calzada.

Mejora la adherencia, tracción y frenada en condiciones de frío, lluvia o nieve, incrementándose notablemente la seguridad.

Se eliminan las posibles averías mecánicas o en la carrocería provocadas por un mal montaje o rotura de las cadenas.

Hay modelos en el mercado que debido a las dimensiones de los neumáticos (a veces se refleja en la ficha técnica), no está permitido el montaje de cadenas.

Aunque inicialmente supone tener que invertir en dos tipos neumáticos, la duración de ambos neumáticos se prolongará al utilizarse de forma estacional.

Especialmente indicado para los conductores que circulen por zonas donde se produzcan frecuentes lluvias, bajas temperaturas, zonas de montaña o frecuenten las estaciones de esquí.