El 60% de los accidentes se producen por el mal estado de los neumáticos; de éstos, el 31% son provocados por pinchazos y un 28% por un desgaste excesivo. Esta situación ha desencadenado que Continental llegue a un acuerdo con la Fundación CEA ??"Comisariado Europeo del Automóvil- para promover acciones de seguridad vial que permitan una concienciación, prevención y reducción de los siniestros.

Este acuerdo también fomentará el respeto del medio ambiente y un incremento de la conciencia ecológica en la conducción. En el acuerdo entre Continental y la Fundación CEA también se incluye la realización de estudios e informes sobre seguridad vial. El neumático es el único elemento del coche que sirve de contacto entre el vehículo y la carretera, por lo que su función es clave en la seguridad. Por este motivo, desde Continental aconsejan revisar la presión y la profundidad del dibujo periódicamente, al menos una vez al mes y siempre antes de un trayecto largo.
Cada fabricante recomienda una presión específica para cada modelo y ésta no debe superar una desviación de /-0,3 bar. Con una presión inferior a la recomendada se puede producir una pérdida de control o un reventón, además de generar un desgaste y consumo excesivos. Mientras que con presiones altas disminuye el agarre y también aumenta el peligro de reventón. En cuanto a la profundidad del dibujo, ésta no debe ser inferior a 1,6 mm según la ley, aunque se recomienda cambiar los neumáticos cuando alcanzan la profundidad de los testigos de desgaste (2 o 2,5 mm) debido a que un neumático con poco dibujo pierde adherencia, sobre todo, en suelo mojado.
Los neumáticos en buen estado también ayudan a que se emita menos CO2 y se consuma menos carburante ya que son responsables del 20% del consumo de un vehículo, es decir, uno de cada cinco depósitos se pierde por el mal estado de los neumáticos.
Continental también hace un llamamiento sobre las graves consecuencias que puede ocasionar el uso de neumáticos de baja calidad 'low-cost', reciclados o de segunda mano, porque en una situación de peligro no ofrecerán la respuesta deseada por el conductor para evitar un accidente.
En la firma del acuerdo participaron Jon Ander García-Encinas, director general de Continental y Rafael Fernández-Chillón, presidente de la Fundación CEA.