Dunlop está celebrando los éxitos alcanzados en competición durante 2016 de un modo muy especial: exhibiendo el Aston Martin Vantage GTE, campeón del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC), en su stand del Salón del Automóvil de Ginebra.

En su primera temporada trabajando con Dunlop Motorsport, el equipo Aston Martin Racing ganó dos títulos en el WEC. Nicki Thiim y Marco Sørensen ganaron en la clase GT y su equipo se proclamócampeón en la categoría GTE Pro del Campeonato Mundial de Resistencia de 2016.

Aston Martin tomó la decisión de cambiar de proveedor de neumáticos en favor de Dunlop, con el propósito de ganar una ventaja competitiva frente al nuevo equipo Ford GT ylos ya consolidados equipos de resistencia Porsche y Ferrari.

Xavier Fraipont, Director General de las divisiones de Moto y Motorsport de Dunlop para Europa, Oriente Medio y África, confiesa que la compañía se centró en la temporada 2017 con antelación: “Ganar dos títulos con el equipo Aston Martin Racing en el primer año de nuestro acuerdo fue un logro del que nos sentimos orgullosos, pero no tuvimos mucho tiempo para celebrarlo, ya que reiniciamos nuestro programa de pruebas para 2017 justo el día después de la carrera en la que nos proclamamos ganadores del Campeonato”.

Dunlop también ha sido elegido como proveedor oficial de neumáticos por el equipo Rebellion, mejor escudería privada de LMP1, y por el equipo Alpine de la categoría LMP2; ambos ganadores en sus respectivas clases del Campeonato Mundial de Resistencia. Dunlop espera un notable aumento del rendimiento delos prototipos de estas categorías de cara a 2017con la implantación del nuevo reglamento de LMP2, que favorecerá la creación de coches más potentes y con mayor carga aerodinámica. Esto, sin duda, ha supuesto nuevos retos para los fabricantes de neumáticos, en un Campeonato donde la durabilidad y la consistencia son las principales claves del éxito.