Dunlop ha presentado el Sport MaxxRace 2 en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, desarrollado conjuntamente con Porsche para satisfacer los requisitos del nuevo 911 GT3, ofreciendo un óptimo rendimiento en superficies secas para el máximo exponente entre los coches de carretera, enfocados para la pista.

La fiabilidad y rendimiento de Dunlop están más que avalados por un historial demostrado de éxito, al haber sido elegido por Porsche como proveedor de equipo original en el exclusivo 911 GT3, el Cayman GT4 y el 911 GT3 RS.

Como neumático elegido por los ganadores del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA y de las European Le Mans Series en 2016, Dunlop ha desempeñado un papel clave a la hora de ofrecer algunas de las más inspiradoras actuaciones en pista durante los eventos más duros e importantes en el mundo del motor, como las 24 Horas de Le Mans y las 24 Horas del Nürburgring.

La clave para alcanzar el mejor tiempo por vuelta es agarre y precisión de la dirección. Al optimizar la forma circular del neumático, Dunlop ha podido equilibrar la distribución de presión a lo largo de la huella de contacto, ofreciendo al conductor un inmejorable feedback en curva y mejorando la precisión de la dirección.

Inspirado por estructuras reforzadas que se pueden encontrar en la naturaleza, el Sport MaxxRace 2 presenta puentes entre los surcos que favorecenla rigidez del neumático. Este diseño de estructura de refuerzo ligero permite a los ingenieros emplear menor porcentaje de caucho, creando un neumático más rígido y ligero, al mismo tiempo que se mantiene el peso total del neumático en mínimos.

El nuevo Sport MaxxRace 2 está fabricado de un compuesto único derivado de la competición, un elemento crucial para mejorar la conducción de altas prestaciones. Este compuesto de competición se calienta más rápido que los compuestos normales. Esto mejora la fricción entre el neumático y la carretera, dando como resultado un agarre extremo y un rendimiento estable y prolongado en conducción deportiva.