El mercado de neumáticos de segunda mano en los últimos años, debido a la crisis económica, se ha intensificado y se estima que por las carreteras españolas circulan más de 300.000 vehículos con cubiertas usadas.

Tal es su auge que algunos establecimientos afirman que el 80% de su facturación corresponde a la comercialización y montaje de neumáticos usados, muchos de ellos procedentes de los países de nuestro entorno.

 

Precisamente, la venta de neumáticos usados es una de las cuestiones que ha abordado Continental en un estudio sobre seguridad vial, tendencias de consumo y posicionamiento de marca elaborado a través de las opiniones de profesionales - representantes de fabricantes de automóviles, concesionarios, asociaciones, fundaciones, aseguradoras, etc. - y periodistas del sector.

Al preguntarles si consideran que debería ilegalizarse la venta de cubiertas usadas, el 40% de los entrevistados se mostró a favor de prohibir la comercialización de neumáticos usados. Por colectivos, el de los periodistas del motor es el que más hincapié hizo en dicha cuestión.

Obviamente, el principal atractivo de los neumáticos usados es el precio, fijado en función del degaste de la banda de rodadura. Y aunque el desembolso por una cubierta usada resulte beneficioso para el bolsillo del usuario, lo cierto es que su adquisición puede ocasionar una serie de consecuencias que acaben provocando situaciones anormales e incluso un accidente.

Conviene tener en cuenta que no todos los vehículos desgastan los neumáticos de la misma manera. Así, al cambiar de tipo de automóvil, es probable que la cubierta de segunda mano produzca vibraciones, disminuya la estabilidad del coche o ponga en peligro la integridad de sus ocupantes al no garantizar la misma distancia de frenado que una nueva.

Según ponen de manifiesto recientes informes, en tres de cada cuatro accidentes de tráfico provocados por los neumáticos, éstos eran de segunda mano. En cuanto al tipo de usuario que los adquiere, el 60% de los conductores con vehículos de más de 10 años se decanta por las cubiertas usadas llegado el momento de reemplazarlas.

Jon Ander García, Director General de Continental Tires, expone que siempre han mostrado su preocupación por comunicar que el neumático es el único punto que une al vehículo con la carretera y que éste ha de estar en las mejores condiciones posibles.

"No obstante, consideramos que los neumáticos de segunda mano han de contar con las revisiones pertinentes y con la garantía de aquel que lo vende, certificando su buen estado y que su uso es seguro", apunta a continuación.