Bajo el concepto “conectividad en torno al vehículo”, Bosch acude un año más a Motortec Automechanika con un stand de 170 metros cuadrados de exposición, situado en el pabellón 7 de Ifema y con un sistema de audio proporcionado por la división de Security Systems. La compañía mostrará un abanico de servicios avanzados para la movilidad y el “taller conectado”, que comprenden desde aplicaciones de Realidad Aumentada y servicios relacionados con la conectividad, hasta los más avanzados equipos de diagnosis y el nuevo software ESI[tronic] con sistema EBR (Experience Based Repair).

Entre las soluciones de conectividad que Bosch presentará en su stand, destaca una nueva solución telemática que conecta a los gestores de flotas con los talleres, gracias a una unidad de comunicación instalada en el vehículo. De forma encriptada, envía datos operativos actuales e información sobre el estado del vehículo a la infraestructura IT de Bosch para su análisis. Para la transferencia de datos, la empresa utiliza las últimas técnicas de cifrado desarrolladas por su filial Bosch Escrypt.

Gracias a “Bosch Entrance Check”, los clientes pueden ser informados en una tablet sobre el estado actual de su vehículo en tan sólo unos minutos. Con la ayuda de los modernos equipos de diagnosis de Bosch, se realizan diferentes pruebas, como la lectura de códigos de error, la comprobación de la presión de los neumáticos, la profundidad de la banda de rodadura y el estado de la batería, realizando también una alineación de las ruedas como parte de la inspección visual del vehículo. Los resultados se pueden ver inmediatamente en todos los sistemas del taller y se pueden analizar directamente con el cliente o enviárselos a su smartphone.

Dentro de su concepto de taller conectado, el software “Connected Repair” (CoRe) es capaz de conectar los equipos de diagnosis de Bosch que se encuentren disponibles en el taller y, de esta forma, poner a disposición de los diferentes equipos los datos del vehículo. A fin de acceder a los datos de un vehículo ya identificado, el mecánico sólo tiene que introducir la matrícula o el número de bastidor en la estación de trabajo que esté utilizando en ese momento. Además, el CoRe se conecta con el software Bosch Entrance Check, que permite realizar la recepción activa del vehículo o con un software de reconocimiento de matrículas.

Por otro lado, y con el fin de crear aplicaciones eficientes de Realidad Aumentada, Bosch ha creado la “Common Augmented Reality Platform” (CAP) o Plataforma Común de Realidad Aumentada, que permite la integración rápida y fácil de contenidos digitales y visuales, por ejemplo, en la documentación técnica. Este sistema multiplataforma funciona independientemente de las tecnologías de alineación y renderización específicas. Bosch asume que, para el año 2018, los primeros talleres ya estarán trabajando con este tipo de aplicaciones de Realidad Aumentada.

Por otro lado, Bosch dará a conocer en Motortec una novedad para ESI[tronic]. El programa EBR, Reparación Basada en la Experiencia, incluye errores específicos que ocurren repetidamente en ciertos modelos de vehículos. En caso de que se detecte un error conocido durante el diagnóstico, ESI[tronic] recomienda la solución de reparación contrastada y valorada por otros talleres de todo el mundo.

La presencia de Bosch en la feria se complementa con otro stand en el pabellón 6, donde contará con un espacio dedicado a su programa de fidelización eXtra y en el que los visitantes podrán disfrutar de una actividad sorpresa. Por su parte, Bosch Electronic Service estará presente para compartir con los clientes el portfolio y los futuros proyectos ya en curso. En su stand mostrará el servicio de Bosch para la reparación de partes electrónicas del vehículo y que presenta soluciones rentables y de calidad, bien mediante la reparación o la adquisición de productos reacondicionados.