Ecopuertos y Sierra Nevada Limpia han puesto en marcha un proyecto para limpiar los fondos marinos y las playas del litoral granadino de neumáticos vertidos por talleres ilegales durante años.

En algunas playas granadinas y sus inmediaciones, sobre todo donde hay zonas rocosas, se han arrojado neumáticos al mar desde la parte superior de la montaña, según informa el Diario Granadahoy.com. Aunque es difícil de calcular, se cree que hay más de mil esperando a que alguien los retire y evite los desastres ecológicos que conllevan.

Ecopuertos comenzó un proyecto en el que se extraían residuos del fondo del mar por parte de los pescadores, luego se alió con los submarinistas para también limpiar las zonas intermedias y ha dado el ‘salto' a tierra, aliándose con Sierra Nevada Limpia para limpiar esos neumáticos arrojados al mar.

Según la investigación realizada para este proyecto encabezado por Enrique Montero, de la Cátedra Relec de la Universidad de Cádiz, “las ruedas al parecer proceden de talleres ilegales y llevan años tirándolas de esta manera”. Estos neumáticos no pueden ser retirados por los sistemas de Gestión de Neumáticos Usados habituales, Signus o TNU, ya que proceden de importaciones incontroladas y no pagan el llamado ecovalor, es decir, el precio que productores y distribuidores repercuten en toda la cadena de valor hasta el consumidor final para reciclar los neumáticos usados, por lo que estas ruedas ‘ilegales' terminan en el mar o cerca de él.

Sierra Nevada Limpia lleva tres años limpiando la parte terrestre y desde Ecopuertos les propusieron ocuparse también de “las zonas previas a la playa para que no caigan los objetos”. El pasado mes de enero, en una zona próxima a La Rijana, consiguieron recuperar alrededor de 130 neumáticos que fueron triturados y quemados en Málaga.

Ecopuertos ha ideado un plan para sacar del mar todas los neumáticos que puedan. Así, para todo el proceso de extracción y eliminación de los neumáticos se han dirigido a Ecoembes y han obtenido su visto bueno para financiarlo, en el que también participaría la asociación de cementeras, la incineradora, etc. También se ha hablado con el Ayuntamiento de Gualchos-Castell de Ferro, uno de los más afectados por el vertido, puesto que éste se libraría de esos residuos, con el consiguiente beneficio que se extendería al resto de la sociedad. Desde Ecopuertos les gustaría que se sumaran a dicha iniciativa más personas, desde el punto de vista público y privado.