Hankook vuelve a conseguir un contrato de Equipo Original para la tercera generación de BMW X3 que abarca neumáticos de verano y de invierno. El BMW X3 saldrá equipado con los neumáticos Ventus S1 evo² SUV en la medida 225/60 R18 104 W XL, así como también con los neumáticos winter i*cept evo² SUV de Hankook en la medida 225/60 R18 104 H XL.

Especialmente en el caso de los neumáticos de verano, las especificaciones del Grupo BMW planteadas a los ingenieros de Hankook fueron desarrollar un neumático que ofreciera un elevado rendimiento sin renunciar a la comodidad y, por lo tanto, que no sólo respetara los requisitos deportivos de la marca, sino que también se ajustara al carácter cómodo a la par que ágil del BMW X3.

Para cumplir estos requisitos, Ventus S1 evo² SUV cuenta entre otras cosas con un relleno debajo del marcado de la estrella especialmente adaptado al BMW X3. Éste ha sido especialmente diseñado para los vehículos deportivos y ofrece la rigidez necesaria para garantizar una gran precisión en las curvas acorde con la dinámica de conducción del vehículo, a la par que amortigua suavemente el gran peso de un SUV. Para hacer frente a las elevadas temperaturas a las que se expone el Ventus S1 evo² SUV con una habilitación de hasta 270 km/h durante la marcha, el neumático cuenta con capas reforzadas con un tejido híbrido especialmente desarrollado y resistente al calor. Asimismo, se consiguen unas características de conducción especialmente buenas gracias a la gran rigidez del flanco inferior.

Al igual que los neumáticos de verano, el winter i*cept evo² SUV también presenta el marcado de la estrella que respalda de forma óptima la dinámica de conducción del BMW X3 incluso bajo unas duras condiciones climáticas en invierno. Como punto fuerte durante el desarrollo se prestó atención, además de a la baja resistencia a la rodadura, a un buen rendimiento en la carretera. Gracias a la minimización del movimiento de los bloques y al desgaste, las láminas 3D aplicadas por toda la superficie de la banda de rodadura garantizan una estabilidad adicional durante la marcha y, con ayuda del efecto maximizado de los cantos, también mejoran las características de manejo en general. Se utiliza un compuesto de nano partículas de sílice de alta dispersión que, en caso de bajas temperaturas, impide el endurecimiento de los neumáticos, ofreciendo así un mejor agarre en carreteras de invierno y mojadas gracias a la mayor elasticidad de la superficie de apoyo de los neumáticos, tal y como demuestra la distancia de frenado corta. Para unos neumáticos de invierno, el ruido de rodadura es agradablemente más bajo, aumentando así el confort durante la marcha y reduciendo la emisión de ruidos al medio ambiente.

"Después de la serie 7 de BMW, poder equipar también el BMW X3 tanto con nuestros neumáticos de verano como de invierno es un reconocimiento de la ingeniería de los desarrolladores de neumáticos, demostrando así la elevada calidad de nuestros productos", declara Tony Lee, vicepresidente de Marketing y distribución de Hankook Tire Europa. "Especialmente en el mercado europeo, muy importante para nosotros, dan fruto las inversiones de Hankook en su propio centro de ensayos de invierno "Technotrac" en Ivalo, Finlandia, el cual nos ofrece una base muy buena para el desarrollo de neumáticos de invierno, incluso de Equipo Original".