La Dirección General de Tráfico (DGT) desarrollará toda esta semana una campaña de control y vigilancia de las condiciones y elementos de seguridad de los vehículos que circulan por las carreteras. Los Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el resto de policías locales y autonómicos harán hincapié en el estado de los neumáticos, frenos, luces, señalización y parabrisas, así como llevar cumplimentada la correspondiente inspección técnica (ITV).

Respecto a los neumáticos, aproximadamente más de un millón de vehículos, un 5%, circulan con defectos graves, principalmente por llevar una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal de 1,6 milímetros, tener un desgaste irregular debido a una mala suspensión o una alineación incorrecta, y circular con una presión errónea. Por ello, la DGT considera “necesario” comprobar regularmente la presión del neumático en frío y la rueda de repuesto, así como revisar posibles fugas de aire por las válvulas.

Asimismo, Tráfico aconseja prestar especial atención a la utilización, mantenimiento y regulación de los faros, para conseguir disponer de luz suficiente y no deslumbrar a quién circula por las mismas vías públicas. En concreto, la DGT recomienda cambiar las lámparas cada 40.000 kilómetros o cada dos años, de dos en dos, y mantener siempre limpias las ópticas: faros y pilotos.

Además de las luces y los neumáticos, también se controlará, hasta el 21 de enero, la placa de la matrícula, el parabrisas y la documentación del vehículo. El conductor debe verificar que las placas de matrícula del vehículo no presentan obstáculos que impidan o dificulten su lectura e identificación, no estén deterioradas ni manipuladas. El parabrisas, por su parte, no presenta daño alguno, al ser una pieza “fundamental en la resistencia estructural del vehículo, en la eficacia del airbag y en la de ser soporte de cámaras y sensores de dispositivos de ayuda a la conducción”.

Por otro lado, el conductor debe llevar obligatoriamente, además de su permiso de circulación, el permiso de circulación del vehículo en el que figuran los datos técnicos del mismo y los datos de su propietario (o una autorización de la Jefatura de Tráfico en su ausencia) y la tarjeta de la ITV y pegatina correspondiente, visible en la luna delantera.

Cabe recordar que el 20 de mayo de 2018 entrará en vigor el nuevo Real Decreto 563/2017, de 2 de junio, por el que se regulan las inspecciones técnicas en carretera de vehículos que circulan en territorio español.