Mientras que más de un cuarto de millón de personas tiene la suerte de visitar la pista de Le Mans para la carrera de las 24 Horas y puede ver la base de Dunlop en Le Mans, la mayoría lo ve desde casa.

 

Para aquellos que no pueden verlo en persona, les ofrecemos un tour resumen por las instalaciones de Dunlop, que son un punto clave para mantener los coches Dunlop agarrados a la pista de Le Mans.

Dunlop también suministrará neumáticos para uno de los participantes de la categoría LM GTE Am; JMW Motorsport, partner que participa con un Ferrari 458 Italia.

Cuando se piensa cuáles son los equipos más grandes en términos de personal y equipamiento, se piensa en los equipos de trabajo de LMP1 tales como Audi, Toyota o Porche pero Dunlop tiene, probablemente, una las mayores presencias en el paddock para facilitar su reconocido servicio al cliente a cada una de las 18 escuderías.

Las instalaciones de Dunlop en Le Mans en números son:
15 camiones
4.500 neumáticos
42 empleados: mecánicos, ingenieros, soporte técnico, analistas de datos y personal de apoyo
54 horas. se trata de una carrera de 24 horas que tiene lugar entre el martes y el sábado por la noche, donde el servicio de Dunlop está en activo durante 54 horas

LMP2, recordemos, es una de las categorías más importantes de Le Mans con 19 participantes. Un total de 15 equipos de los que compiten en la categoría LMP2 han elegido participar con neumáticos Dunlop.

Señalar que en esta categoría compiten coches de carreras fabricados expresamente para la competición que han ido evolucionando en el tiempo y coches que mejoran de manera continúa en la búsqueda de ventajas competitivas.

Dunlop ha ayudado aportando mejoras a las prestaciones con neumáticos que no sólo ofrecen un mejor agarre y rendimiento, que ayuda a reducir los tiempos de vuelta, sino que también ayudan a reducir los tiempos y son más duraderos. Los neumáticos ahora duran un 50% más aquí que los de hace diez años y diez veces más que los de Fórmula Uno.

Además, los neumáticos Dunlop para LMP2 ahora tienen la capacidad de realizar tandas cuádruples. Esto supone que los equipos ahorran tiempo en boxes, ya que no tienen que cambiar los neumáticos tan frecuentemente.

Dado que la carrera suele ser ganada por el coche que está menos tiempo en el pit lane, esto puede ser muy importante. Así, Jota Sport consiguió ganar en 2014 utilizando neumáticos de cuádruple duración, como parte de su estrategia de grupo.

Por otra parte, desde su introducción, hace más de una década, LMP2 se ha convertido en una de las áreas más intensas para la competición de neumáticos, dando siempre como resultado mejores neumáticos.

En un inicio, los neumáticos se cambiaban cada vez que se paraba para repostar, pero se hizo patente que era posible ganar una ventaja competitiva si éstos se utilizaban durante más de una de estas tandas.

La competición entre los fabricantes de neumáticos condujo a mejoras en busca de la victoria. Hace tan sólo cinco años, Dunlop consiguió realizar tandas triples utilizando los mismos neumáticos durante tres repostajes, lo que fue celebrado como un gran logro, pero las prestaciones de los neumáticos han avanzado significativamente en los escasos años transcurridos desde entonces.

En 2014 y, a pesar de las altas temperaturas de la pista durante el día, se vieron tandas cuádruples. En las últimas etapas de la carrera, la cuádruple tanda jugó un papel importante en la victoria de Jota y esto fue posible gracias a unos neumáticos desarrollados en un entorno competitivo.