Michelin, en el marco de su compromiso con la seguridad vial y tras las campañas realizadas en 2009, 2011 y 2013, se dirige ahora al sector de la población con más riesgo de sufrir un accidente, los jóvenes de 18 a 25 años, para tratar de concienciarles sobre la importancia vital de esta materia.

Por ello, el grupo presenta el Plan Joven de Seguridad Vial, con el que pretende que los jóvenes asuman y respeten las normas de tráfico como valores en sí mismas y como un bien común.

La campaña, que comienza este mes de noviembre y finalizará en 2015, se desarrollará en el ámbito de las universidades y con un objetivo de participación de más de 20.000 jóvenes en estos tres años.

A lo largo de este periodo, la campaña recorrerá 20 centros universitarios para llevar a cabo las diversas actividades organizadas, durante una semana en cada una de las universidades.

Mediante consejos e informaciones básicas para una conducción responsable expresados en su propio lenguaje, Michelin quiere que los jóvenes tomen conciencia sobre el peligro que suponen en carretera la velocidad, el consumo de alcohol y la atención insuficiente, teniendo en cuenta que los accidentes no suelen darse por desconocimiento o ignorancia de las normas, sino por la falta de asimilación de las mismas.

Así, la campaña ofrece la posibilidad de participar en diversas actividades diseñadas con un carácter marcadamente dinámico y recreativo. Partiendo de un cómic de terror que narra la invasión de "locos al volante", capaces de acabar con quien se cruce en su camino, y hasta con su propia vida, el Plan Joven permite tomar parte en atractivas acciones que buscan transmitir los mensajes establecidos.

Las actividades abarcan desde las más "clásicas", como una pista de Scalextric, pasando por otras más prácticas, como un test de conducción, a aquellas que usan las últimas tecnologías, como la aplicación para dispositivos móviles, entre otras.