Michelin ha sido nombrado proveedor oficial de neumáticos la primera carrera de automovilismo del mundo de vehículos autónomos (sin pilotos) y eléctricos, denominada Roborace.

Los técnicos del Grupo Michelin han trabajado para desarrollar neumáticos exclusivos para equipar el ‘Robocar', el futuro vehículo para esta competición, compartiendo su experiencia de más de 125 años con los organizadores de la prueba.

Los organizadores de esta carrera se asocian con los mejores proveedores del mundo para desarrollar al máximo la conducción autónoma. Así, Michelin es el tercer socio que Roborace ha escogido a nivel mundial, tras Nvidia, que dotará al ‘cerebro' del Robocar A.I. con la tecnología Drive PX2, y Charge, el fabricante de camiones eléctricos que proporcionará la electrónica de potencia.

En esta competición, los neumáticos son fundamentales, ya que deben ser capaces de asumir las velocidades y las exigencias de este nuevo formato de carreras. Los neumáticos deben ser adecuados, además, para su uso en vehículos convencionales de serie, puesto que uno de los objetivos principales de esta prueba es desarrollar software y hardware que acelere la comercialización de la tecnología de conducción autónoma, lo que redundará en beneficio del consumidor final.

Roborace se encuentra actualmente en su temporada Beta, apareciendo en los circuitos de Fórmula E como exposiciones con su vehículo de desarrollo, 'DevBot'. La presentación oficial del coche definitivo del campeonato tendrá lugar en 2017.

Roborace, además de ser una serie de carreras de conducción autónoma, proporciona una plataforma para la tecnología más innovadora del mundo y para que las empresas de automoción puedan probar y explorar sus capacidades de hardware y software con el fin de acelerar la velocidad de llegada al mercado de la conducción autónoma.

Roborace documenta todo el proceso de crear el primer campeonato de carreras de conducción autónoma y eléctrica del mundo. La serie -Inside Roborace- está disponible bajo demanda en YouTube, con episodios que tratan temas como el desarrollo y las pruebas de los neumáticos Michelin específicos para esta prueba en la sede de Clermont-Ferrand.

“Estamos muy satisfechos por confirmar nuestra asociación con Roborace. Hemos seguido la evolución del campeonato muy de cerca y hemos realizado pruebas en privado con ellos durante algún tiempo. Estamos muy impresionados por la velocidad con la que Roborace ha desarrollado tecnología y hardware de conducción autónoma para su carrera. Esta tecnología ya está llegando y queremos estar a la vanguardia en términos de investigación y desarrollo. En Michelin, siempre nos hemos comprometido con la innovación, aprovechando eventos mundiales y deportes del motor para llevar nuestros productos a un nivel superior. Roborace ahora nos ofrece una oportunidad única de aplicar nuestra experiencia y know-how al mundo de los coches autónomos. Michelin quiere ayudar a moldear el futuro, no solo ser parte de él”, ha explicado Pascal Couasnon, director de Michelin Motorsport.