La semana del 23 al 29 de enero la Policía Foral, Guardia Civil y policías locales de Navarra pondrán en marcha una campaña especial de vigilancia y control de las condiciones de los vehículos, especialmente del estado de los neumáticos y del alumbrado en la Comunidad.

Con esta campaña se pretende tanto garantizar unas correctas condiciones del uso de los neumáticos y del alumbrado en el periodo de conducción invernal, como disminuir el número de víctimas en accidentes de tráfico.

El Gobierno foral ha explicado en un comunicado que la antigüedad del vehículo supone un factor de riesgo, ya que los más antiguos no disponen de los sistemas y equipamientos de seguridad implantados recientemente. De hecho, se calcula que el riesgo de fallecer o de resultar herido grave se multiplica por dos al comparar los accidentes ocurridos con vehículos de 10 a 15 años de antigüedad, en relación con vehículos de menos de 5 años. De ahí la importancia de tener un mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad del vehículo: neumáticos, frenos, luces y señalización.

Según los resultados de anteriores campañas, los vehículos relacionados con un uso más profesional, como es el caso de las furgonetas, presentan mayores índices de defectos en los neumáticos.