El fabricante de neumáticos especialista en neumáticos de invierno Nokian, ha desarrollado un dispositivo, denominado SnapSkan, que puede comprobar la profundidad del dibujo de la banda de rodadura sin salir del coche.

El dispositivo SnapSkan está destinado a ser colocado en algún lugar donde la gente pueda acudir, como una lavadero de coches o una estación de servicio. Al pasar el vehículo por encima el escáner analiza la profundidad de los cuatro neumáticos y se puede conocer exactamente si el neumático puede seguir usándose o deberá ser cambiado.

El escáner genera imágenes en 3D de los neumáticos y además visualiza la matrícula para conocer qué coche es y poder obtener un informe de los neumáticos instalados, cuándo se instalaron, la marca, la fecha de caducidad, etcétera. El conductor recibe un completo informe en su correo electrónico o un mensaje de texto con el resultado del análisis. Este tipo de análisis sería particularmente idóneo con mal tiempo, cuando no quieres mancharte de barro o nieve ni salir a la calle cuando hace frío o llueve.

El sistema se instalará en Finlandia en la entrada de un aparcamiento subterráneo y desde Nokian ya han avisado que es solo el comienzo, ya que quieren llegar a acuerdos con multitud de emplazamientos para poder instalar esta tecnología y dotar de información a los usuarios acerca del desgaste de sus neumáticos.